tristeza

“Estar triste no está bien visto porque se supone que uno debe ser feliz, pero debemos permitirnos tener malos días".
Se nos presenta en terapia con más frecuencia de la que se podría pensar por el enorme peso que conlleva.
No he ‚Äúpasado p√°gina‚ÄĚ. Nunca lo har√©. Pero poco a poco, de forma dolorosa y a trompicones, he seguido adelante.
La pérdida definitiva de referencia del verano produce monstruos. El regreso a la vida cotidiana nos coloca frente a nuestra obra.
No hay directrices para superarlo, pero me sentía más capaz cuando no trataba de negar lo sucedido.
El reggaetonero lloró mucho de emoción cuando compró su avión privado. Pero nosotros lloramos por otras cosas.
El sufrimiento es como el alcohol, de manera enga√Īosa te ofrece cobijo, te despeja los problemas, te induce a un sue√Īo de fantas√≠as. Pero todo es ef√≠mero.
Cuando hablamos con nuestros hijos sobre nuestras experiencias emocionales, les proporcionamos una herramienta para la vida.
S√≠guenos tambi√©n en el Facebook de El HuffPost Blogs OTRAS VI√ĎETAS DE NANI ALAMEDA: ¬ŅMiedo a estar sola? Efecto domin√≥ Clavos
"Ser√° que no han escuchado nunca 'Un muerto encierras'"
Los hombres que lo padecen piensan que son las √ļnicas personas del mundo que lo tienen, pero no es as√≠.
"Yo sé que se está muy cómodo, pero de verdad, hay que salir de la zona de confort"
La tristeza es una emoci√≥n que nos ayuda a adaptarnos a nuestro ambiente. Todos nuestros estados emocionales, en alg√ļn punto
"Son ellos los que m√°s lo necesitan", argumenta.
'¬Ņ¬ŅPor qu√© las l√°grimas son saladas?' apareci√≥ originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento y
El tenista espa√Īol¬†confiesa que sigue "con preocupaci√≥n y tristeza" los acontecimientos que se viven desde el domingo en Catalu√Īa.
Una enfermera argentina comparte esta historia y arrasa en Facebook.
Puede que sea lo contrario a lo que pensabas (o a lo que te apetece hacer en esos momentos).
tristezaTras estos días de obligadas sonrisas y de buenos deseos, lo siento, quiero hacer una reivindicación de la tristeza. En esta época de obsesión enfermiza por la salud, de culto patético por la juventud, de exigencia deprimente de alegría, necesito hacer una reivindicación de la tristeza.
navidadEsa cena, esa comida pantagru√©lica o esa reuni√≥n familiar en la que encontramos -cual magdalena de Proust- nuestros miedos, nuestros temores y nuestros conflictos no resulta tan apetecible como pueda parecer. ¬ŅPor qu√© nos sentimos tan mal con la llegada de estas fiestas? ¬ŅPor qu√© el cuerpo produce tanto malestar en fin de a√Īo?