tungsteno

Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, la Unión Soviética, Japón, Italia y, especialmente, Alemania. Todos lo querían. El