universidad de palma

Las quejas en las redes sociales pueden ser leídas por todos... incluso por aquellos que las motivan. Es lo que le ha ocurrido