verano en la ciudad

torretaNo me gusta el verano. Ya lo he dicho, y confesar algo así es como salir del armario en un país en el que todo es alegría y jolgorio llegada esta estación. Acabo de pasar a la categoría de bicho raro nivel pro, lo sé. Pero les voy a dar unas cuantas razones que quizá les convenzan.