victimas-de-la-guerra-civil

Para dejar en paz a los muertos hay que haberles reconocido su derecho a la verdad, la justicia y la reparaci贸n. Mientras tanto, seguir谩n siendo una herida abierta en el coraz贸n de quienes no los olvidan y en el de una democracia que, para serlo, debe cumplir con el requisito fundamental de cerrar esa herida.
Convertir las fosas en sepulturas era un deber 茅tico de toda la sociedad. Esa era la raz贸n de la dotaci贸n presupuestaria (hasta unos 8 millones de euros) que ha alcanzado en la 煤ltima d茅cada a la exhumaci贸n de 348 fosas y al hallazgo de 6.420 esqueletos, en su mayor parte como resultado de ejecuciones extrajudiciales. Pues bien, esta dotaci贸n se ha reducido a "0 euros", en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2013, simplemente ha sido eliminada.