viento empuja bebe metro

La historia acabó bien, pero podría haber sido una tragedia. Un hombre entra el 23 de julio en el andén de la estación Goodge