Vincent Gallo

kKaspar es la metáfora del aislamiento de toda una generación; apenas habla y su vida se reduce a escuchar música techno y a bailar de forma compulsiva, totalmente sumido en un mundo interior que se reduce a una caja de mezclas. La palabra que más repite el protagonista es la onomatopeya "Yeah!".