violencia contra las mujeres

El Parlamento Europeo se ha fundido en una gran ovación cuando le han entregado el premio Sajárov 2014 a Denis Mukwege. “Los
comidaEl problema no es el decálogo del Ministerio de Interior o las recomendaciones en una cultura muy influenciada por la Iglesia, el problema es la actitud que enmascara, la velada, cuando no resignada, aceptación de un hecho absolutamente inaceptable que permanece impreso en el código genético de nuestra cultura.
Las violaciones, las agresiones sexuales, y el machismo han tomado la actualidad esta semana por la presunta violación de
La diputada del grupo parlamentario M√ČS per Mallorca Fina Santiago ha denunciado ante los departamentos auton√≥micos de Turismo
Si no son golpes, son pu√Īaladas, balazos o chorros de √°cido. No puedo entender semejante barbarie. ¬ŅQu√© puede estar pensando una persona para desfigurar a otra con un l√≠quido corrosivo? ¬ŅQu√© pasa por la mente de un criminal para cometer semejante da√Īo permanente a otra persona que se supone es su amiga o en la mayor√≠a de los casos, su pareja?
Seguro que muchos no recuerdan una escena donde la vivaracha monjita le recriminaba a una mujer víctima de malos tratos que era muy débil y que le gustaba que le pegaran para acabar diciéndole que siempre había sido muy locuela y quizás provocaba a su marido.
Denunciar malos tratos seguir√° sin tener coste, pero romper el lazo con el agresor mediante el divorcio o reparto de bienes matrimoniales ahora tendr√° una tasa. No es moralmente aceptable someter a su af√°n recaudatorio a una mujer que est√° huyendo de su maltratador. Esta ley es machista, y el machismo mata.
Me preguntan a menudo si es posible terminar con la violencia contra las mujeres, tan extendida y persistente. Mi respuesta es sí. Es posible. Pero solo podemos hacerlo unidos. Todos somos responsables, y ya es hora de que los líderes cumplan las promesas hechas a las mujeres.