violencia contra las mujeres

Robin Camp es un juez canadiense que est谩 siendo investigado por los comentarios que hizo durante un juicio en septiembre
bernieLa pel铆cula Bernie de Richard Linklater suscita una reflexi贸n sobre la relaci贸n entre las violencias contra las mujeres y el cine. Agresiones que en este caso se plasman en el arte o provienen de un 谩mbito culto, de la peligrosa misoginia ilustrada.
Twitter La Polic铆a Nacional ha encontrado este mi茅rcoles los cuerpos sin vida de las dos j贸venes desaparecidas el pasado
Marina Okarynska y Laura Del Hoyo Cham贸n son dos j贸venes de 24 y 26 a帽os que llevan en paradero desconocido desde el pasado
hombres de frente La cultura ha hecho de lo masculino verdad y raz贸n, con independencia de las circunstancias. Por eso las guerras, la discriminaci贸n, la violencia y la desigualdad siempre han estado justificadas, a pesar de que eran problemas objetivos y evidentes, porque hab铆a razones que los hac铆an "necesarios".
manifestacionAnte semejante convocatoria multitudinaria, surge una pregunta: 驴qu茅 pasar谩 ahora? Espero que no todo quede en salir a la calle, porque nos estamos manifestando para que se ponga en marcha la ley que ya existe para erradicar la violencia contra las mujeres; para que existan estad铆sticas oficiales; para que se garantice la protecci贸n a las v铆ctimas, para que se den garant铆as de acceso a la justicia; para tener una vida sin violencia.
marchaAl contrario de lo que muchos puedan pensar, tener una primera mandataria mujer y un alto n煤mero de mujeres parlamentarias no significa, necesariamente, que las mujeres estemos mejor protegidas o que existan garant铆as para nuestro acceso a la justicia, a la salud, o a la educaci贸n.
Mutlu Kaya, de 19 a帽os, quer铆a ser cantante y lo intentaba en Sesi 脟ok G眉zel, un talent show turco del estilo de La Voz. El
Juan Carlos Aguilar, conocido como el falso monje shaol铆n y profesor de artes marciales, ha manifestado este viernes ante
violenciaLas actitudes machistas, los insultos mis贸ginos y la violencia contra las mujeres son una constante en el f煤tbol y en otros deportes. Lo peor y m谩s desesperante es, sin embargo, la contradicci贸n entre la condena vana y la quejosa no aceptaci贸n de posibles sanciones.