webseries

'Todos queríamos matar al presidente' competía otras 90 series seleccionadas de países como Canadá, Estados Unidos, Australia, Italia o Francia.
Ejemplos de estas series son las ficciones A√Īo sab√°tico, El Pa√Īuelo es un mundo o Invisibles. En todas ellas sus protagonistas se atan la manta a la cabeza y deciden dedicar una √©poca de su vida a recorrer mundo, grabar su haza√Īa y ganarse la vida con ello, si es posible.
Que Internet se ha convertido en un hervidero de nuevos talentos, de jóvenes promesas, lo sabemos. Que Internet es un escaparate perfecto para que los nuevos creadores muestren de lo que son capaces, también. Voy a dar nombres y apellidos de los más prolíficos de nuestro país.
A√ļn teniendo sus detractores, el 'crowdfunding' est√° demostrando que hay proyectos nacidos para ser colaborativos. La webserie francesa 'NOOB' ten√≠a que recaudar 35.000 euros para su pel√≠cula y en tan s√≥lo dos semanas ha recaudado 264.000. La productora ya ha anunciado una trilog√≠a.
Las corrientes art√≠sticas, sobre todo en su etapa m√°s inicial, siempre han tendido a reunir a los pioneros para poner en com√ļn experiencias. En Espa√Īa, estamos viviendo el nacimiento de una generaci√≥n de creadores que se re√ļne para acabar de perfilar una nueva forma art√≠stica: las webseries.
Para no volver a tiempos de subyugación televisiva, ni atentar contra la propiedad intelectual, entremos en una nueva era. Apostemos por esta ficción, por esta nueva opción llena de talentos anónimos que esperan que los visitemos.