whistleblowers

Hace falta contemplar y discutir la protecci贸n de esa figura que se conoce con la locuci贸n inglesa del whistleblower, el delator, el confidente o denunciante de una situaci贸n que potencialmente llega a casos de corrupci贸n, atentados contra la seguridad nacional y delitos medioambientales, econ贸micos o fiscales.
europa El PE ha sido la 煤nica instituci贸n europea que ha estado a la altura del esc谩ndalo y la preocupaci贸n suscitados en toda Europa y entre millones de ciudadanos europeos.
Son tiempos de incertidumbre. Miedo por la p茅rdida de lo que ha sido una fant谩stica forma de ganarse la vida durante d茅cadas, para empresarios y para periodistas. Esperanza, porque este nuevo escenario ofrece un amplio abanico de oportunidades, muchas a煤n desconocidas.
Gran parte de la legitimidad de los 'whistleblowers' proviene del acto de denuncia p煤blica como un acto moral por excelencia. La mayor satisfacci贸n del denunciante es hacer lo correcto, ofrecer a la sociedad civil la informaci贸n que merece y la oportunidad de protegerse de un peligro y de reclamar justicia.