Willy Decker

muerte en venecia La puesta en escena es brillante: compacta, elegante, oscura (fantasmagórica), rápida para acomodar el testamento vital de Britten. La producción de Muerte en Venecia estrenada en el Real es, además de la expresión de la belleza que puede encerrar la muerte, un recordatorio de la vigencia y necesidad de representarla en un teatro.
Venecia no es un decorado al que van tortolitos recién casados a pasear su amor. Venecia es un lugar melancólico, filosófico