zombie

Partidos, sindicatos, instituciones p√ļblicas... Estos son los perfectos ejemplos de modelos caducos que se niegan a morir. Elementos esenciales como son del Estado de derecho, imprescindibles para la vida en democracia, yacen agusanados por la corrupci√≥n rampante.