BLOGS
15/03/2019 14:03 CET | Actualizado 21/03/2019 19:20 CET

Cómo estudiar online

Getty Images

Estudiar online y realizar cursos por internet es cada vez más frecuente y sencillo.

Gracias a la democratización de internet y a miles de personas que comparten su conocimiento a través de artículos en blogs, videos, podcasts, redes sociales y plataformas online específicas de cursos, los usuarios podemos adquirir el conocimiento que queramos y aprender de cualquier materia.

Son muchos los beneficios que se obtienen de estudiar online, siendo los más destacados la adaptabilidad de horarios, para poder estudiar en el momento que mejor te venga, poder realizar los cursos a tu ritmo, desde cualquier sitio con conexión a internet, sin necesidad de tener que trasladarte a un centro específico en otra ciudad, etc.

Pero para poder beneficiarnos de todas estas ventajas, es necesario tener una estrategia y una organización para poder cumplir con los objetivos marcados.

Horarios

Uno de los principales beneficios de estudiar online es la adaptabilidad en los horarios. Pero eso no quita a que no te organices y planifiques, de lo contrario, es muy probable que procrastines y lo vayas dejando.

Si no quieres que te pase esto, establece un horario (que puede tener cierta flexibilidad) para dedicarle un poco de tiempo cada día.

Si quieres aprender a ser productivo, te invito a que leas este otro artículo sobre productividad .

Planificación

La planificación es un punto clave para poder ser productivo. En este punto, es necesario que analices cuántas lecciones tiene el curso que quieres realizar y en cuánto tiempo lo quieres tener completado. De esta forma, puedes saber cuánto tiempo tienes que dedicar cada día (y cada semana) al curso, y cuántas lecciones tienes que ir completando.

Crea un deadline con micro objetivos para que te sea más sencillo saber si estás o no cumpliendo con tu planificación. Si no lo estás cumpliendo, analiza el por qué y comprueba cuál es el retraso en tiempo y en lecciones para poder tomar acción de nuevo.

Y si sí que lo estás cumpliendo, prémiate por ello.

Motivación

La motivación es un buen punto de partida para poder tomar acción. Después vas a necesitar constancia y perseverancia.

Para poder motivarte, es necesario que lo que vayas a estudiar te guste y te apasione. De esta forma, no te importará dedicarle las horas que necesites.

En caso de que, por el motivo que sea, no te guste mucho lo que tengas que estudiar, el apartado anterior de la planificación cobra aún más protagonismo.

Deagreez via Getty Images

Tiempos de descanso

La capacidad de concentración es limitada, por eso es fundamental que realices algún micro descanso para levantarte, cambiar de tarea y retomar el estudio online con más ganas.

La duración del tiempo de descanso dependerá del tiempo que le estés dedicando al estudio online cada día o cada vez que te pongas con ello.

Si en tu caso, te has planificado estudiar y completar la lección del día en 30 minutos, no te será necesario descansar. Pero, si por el contrario, vas a estudiar durante un par de horas, es conveniente que hagas un descanso de 5 minutos a la hora.

Networking

Aunque por lo general, vas a estudiar solo o sola de forma online, es importante que crees una comunidad de personas que estén estudiando lo mismo que tú y que tengan los mismos intereses para poder compartir contenido, reflexiones y dudas. 

También te va a permitir generar contactos que después es posible te sirvan como colaboradores, socios, etc.  En definitiva, ¡crea sinergias porque la unión hace la fuerza!

Entorno

Por último, es necesario que cuides el entorno en el que vas a estudiar.

Para una mayor concentración y éxito, es importante que tengas un escritorio recogido y organizado, con una buena iluminación (si puede ser luz natural mejor) y donde no haya mucho ruido ni muchas interrupciones.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs