BLOGS
10/02/2019 11:58 CET | Actualizado 10/02/2019 11:58 CET

El corazón verde de Ibiza

Por Pablo Burgués

Hola, me llamo Chris Dews y soy fundador y director del centro ecológico Casita Verde, coordinador del movimiento Corazón Verde y presidente de otras 13 ONGs.

¿Quién era Chris Dews antes de llegar a Ibiza? Nací en 1953 en Yorkshire (Inglaterra) y antes de llegar a esta isla pasé trece años viajando por el mundo como oficial de radio y comunicaciones de la marina mercante británica.

¿Cuándo viniste a Ibiza por primera vez y por qué te quedaste? En 1985, para recuperar la renta que había pagado en mi país el año anterior, estaba obligado a estar fuera de Inglaterra 10 meses. La noche antes de mi salida del país, encontré un vuelo barato a Ibiza y me vine. Rápidamente me enamoré de la isla y sentí la necesidad de ayudar a conservar esta joya natural para las generaciones futuras.

En 1989 creas la asociación Amigos de la Tierra ¿No habría sido más rentable y más guay haber abierto una discoteca? No tengo nada en contra de las discotecas pero nunca estuve interesado en montar una ni incrementar el consumo de alcohol o drogas dañinas. Yo sentía especial preocupación por los problemas con la basura y los daños medioambientales ocasionados por el turismo descontrolado. 'Amigos de la Tierra' era un grupo de gente que se reunía para limpiar las playas y bosques de la isla y trataba así de animar a la población local a cuidar su patrimonio natural.

En 1993 creas Casita Verdeque se define como: Un Centro de Aprendizaje Experiencial para una Vida Sostenible. ¿Puedes explicarme esto de manera que pueda entenderlo un hombre de pueblo como yo?Casita Verde is an ecological center near San José where we experiment with other models of living: we produce renewable energy, healthy food, build with recycled materials, supply us with drinking water from the environment and reuse it for our crops and we manage our waste, showing that another lifestyle is possible and does not cost a lot of money! We want the island of Ibiza to become a showcase of good practices, as an example of sustainable tourism destination.

Cada día el planeta está más jodido por la acción del hombre, ¿hay que ser un hippie loco para pensar que aún podemos salvarlo? Para ser una presencia positiva en el planeta y no un parásito, debemos adoptar un nuevo conjunto de reglas como no fabricar más plásticos nuevos, encontrando formas más ecológicas de producir nuestros alimentos, no envenenar nuestra tierra y nuestro agua con químicos, no usar los océanos como vertedero... Si podemos lograr todo esto en los próximos cinco años creo que podremos salvar este planeta único y entonces retomaré mi fe en el Homo Sapiens.

¿Cómo se financia todo esto? Casita Verde funciona principalmente a través de las donaciones de los socios y asociaciones como la Fundación por el Futuro en Madrid. Yo también hago donaciones regulares de mis propios ahorros.

¿En qué consisten los Domingos de la Casita? Los domingos son nuestros días de puertas abiertas, cualquiera puede venir a disfrutar de un almuerzo vegano y zumos saludables hechos con productos locales. También hacemos un tour guiado gratuito para enseñar nuestras instalaciones.

El cocinero de la Casita Verde se llama Roberto Vegano... Imagino que aquí comerse un bocata de panceta está chungo ¿verdad?La dieta vegana es la mejor opción tanto para la gente como para el planeta. Aquí ofrecemos deliciosos platos elaborados sin ningún elemento proveniente de animales (a excepción de la miel que contiene nuestro famoso zumo de Aloe Vera).

Háblame del papel de los voluntarios en la organización.Durante los últimos 20 años han pasado por la Casita Verde más que 1000 voluntarios. Son muy importantes para nosotros ya que contribuyen significativamente en el logro de los objetivos de un desarrollo sostenible en nuestra sociedad. Los voluntarios pueden estar aquí entre una y tres semanas y en ese tiempo reciben formación de eco-habilidad, cumpliendo con cinco horas de trabajo diarios, seis días por semana. Cualquier persona que quiera puede convertirse en uno de ellos a cambio de una mínima donación destinada a cubrir los costes de su estancia (alojamiento, comida, etc).

Imagina que te regalaran una de esas enormes vallas publicitarias que ven los turistas nada más salir del aeropuerto. ¿Qué pondrías en ella?

'Love me I'm famous'

Ibiza welcomes responsible tourists

Please help us to keep our island clean and beautiful

Si te ha gustado el post no dudes en compartirlo, es gratis y me harás desmesuradamente feliz ;)

———— Seguir a Pablo Burgués en Instagram o Twitter

———— Esta historia se publicó originalmente en mi blog Typic d'aquí