BLOGS
12/05/2013 09:57 CEST | Actualizado 11/07/2013 11:12 CEST

"Pero ¿qué ha conseguido el 15-M hasta ahora?"

El 15-M ha conseguido, sobre todo, existir. Está interiorizado (que no asimilado). No nos damos cuenta, pero ya es imprescindible. Como una utopía cuántica, está en todas partes y en ninguna, y adopta múltiples nombres. ¿Qué ha conseguido hasta ahora, dices? Especifica: día, país, ciudad, barrio...

Es la pregunta. Casi siempre retórica y puñetera, la he oído tantas veces que he perfeccionado una respuesta: hago un barrido con el brazo en plan Moisés y, sin apuntar a ningún sitio en concreto, respondo: "¿Te parece poco?"

Las contrarréplicas a mi difuso gesto son variadas, pero se podrían sintetizar en la siguiente frase: "Sí, bueno, pero..." Gloriosa frase, sin duda.

quiere decir que, en el fondo, todo el mundo ve el cambio. A pesar de que nuestra memoria colectiva deja mucho que desear, es innegable que ahora todo es diferente. Hemos pasado de estar dormidos a sólo atontados. Es un paso, y el paso correcto, probablemente. Tampoco conviene precipitar las cosas. Este cambio, claro, no empezó hace dos años, viene gestándose desde muy atrás, pero ahora se ha acelerado todo. Para muchos movimientos sociales, viejos y nuevos, hay un antes y un después del quince de mayo.

Bueno viene a decir que eso son cosas intangibles, y por lo tanto no tienen importancia. Lo del cambio de la conciencia colectiva y tal no es más que humo. La verdadera transformación son los hechos concretos, como cambiar leyes, derrocar gobiernos, tomar el poder, decretar amnistías, cosas que, en fin, cuenten. Que salgan en las listas de Historia (en el futuro serán listas, más que libros) en el top de revoluciones, y que se sepa quién hizo cada cosa, y todo eso.

Pero, con sus buenos puntos suspensivos, significa que, a la vista está, no sólo no hemos conseguido nuestros objetivos, sino que las cosas encima van a peor. But of course, darling! Más paro, más recortes, más crisis, más pérdida de derechos, más humillación, más esclavitud... Síntomas de un régimen insostenible que no sabe ya por dónde petar.

Los famosos objetivos, por cierto, recuerdo que eran algo como, ah sí, cambiar la ley electoral, listas abiertas y nosequé. A quién le importan ya esas cosas, esto va mucho más allá.

El agonizante capitalismo, o como yo lo llamo ya, antiguo régimen (AR), no es sólo un sistema político o económico, sino sobre todo, social. Lleva tanto tiempo existiendo que ha impregnado todas las capas de la sociedad y de la persona. El verdadero cambio viene desde abajo, claro, pero también desde dentro, mudando poco a poco nuestra descarnada lógica interna capitalista por otra más sostenible y humana.

El 15-M ha conseguido, sobre todo, existir. Está interiorizado (que no asimilado). No nos damos cuenta, pero ya es imprescindible. Como una utopía cuántica, está en todas partes y en ninguna, y adopta múltiples nombres. ¿Qué ha conseguido hasta ahora, dices? Especifica: día, país, ciudad, barrio...

También se han conseguido cosas inesperadas. España, sea lo que sea eso, habrá perdido el liderazgo en energías renovables, en trasplantes y tal, pero ahora es un referente mundial en la lucha por la democracia real, y pionera en involucrar a una parte de la población que normalmente permanece pasiva. La #spanishrevolution es real, y avanza. O al menos así se ve desde fuera.

En estos dos años se ha consolidado, a través del apoyo mutuo, y gracias a Internet, una sólida, o más bien líquida, red de comunidades postcapitalistas por toda la península; hay más edificios liberados que nunca en las grandes ciudades (y el número sigue creciendo); y existe una comunidad virtual también muy fuerte. Activistas de todo el mundo se acercan atraídos por la buena organización y sintonía, y el nivel de cohesión. A pesar de las dicrepancias, que son muchas, aquí no hay división interna, como en muchos otros países. Digamos que todo el mundo sabe lo que hay, y hacia dónde queremos ir. Somos casi tan ingobernables como incorruptibles.

Pero si lo que de verdad te pirran son las listas, pues mira, puedes ser tú quien ayude a elaborarla. Se acaba de abrir esta herramienta para que vayamos rellenando con los logros sociales del 15-M que se nos ocurran. Puedes verlos en el mapa o por categorías.

A estas alturas sé que hay mucha, mucha gente deseosa de abandonar el sistema injusto y perverso al que se ve atada como si no hubiera otra posibilidad. Lamentablemente, no le queda otra opción que aguantar. No se puede, otra frase para las listas de Historia.

Pues resulta que sí se puede. Claro que se puede. Hay alternativas reales y viables, y se están multiplicando como setas por todo el territorio. No se nota, porque no salimos en los medios. Y si no salimos es, simple y llanamente, porque no nos interesan los medios que no publican con licencias libres. Uf, eso es AR puro.

Actualmente existen alternativas libres para casi todo: alimentación, transporte, vivienda, telecomunicaciones, energía, educación, autoempleo, banca, hardware, hasta para independizarse del euro. En las próximas entradas de este blog hablaré sobre alguna de ellas. Están ahí, sólo hay que dar el paso, perder el miedo a perderlo todo, darle la espalda al antiguo régimen y no mirar atrás.

Feliz aniversario. Nos vemos en las plazas.