BLOGS
08/05/2018 07:34 CEST | Actualizado 08/05/2018 11:34 CEST

Trapisondistas

AOL

Cristina Cifuentes me recuerda al boxeador Julio César Chávez, gran campeón mundial. Su apodo era "Mandíbula de granito", ya que era capaz de aguantar numerosos golpes en esa parte de su cuerpo asalto tras asalto sin caer. La diferencia es que al final Chávez ganaba siempre. Pero, en defensa de Cristina, el boxeador mexicano jamás recibió golpes desde su propia esquina. El robo de dos "cremas de belleza" en un hipermercado ha sido el golpe en la mandíbula que ha tumbado a la lona a Cifuentes. Lo que no ha podido la ética, ha podido la estética.

Cifuentes no es la primera 'trapisondista' que dimite por mentir en su currículo. Fue el 'falaz'Juan Merlo, de Podemos en Galicia. Tuvo la desgracia de titular por error como ingeniero. Aunque la mayoría admite haber mentido, hasta hoy tan solo ellos dos han dimitido.

De la cúpula del PP el 'engañoso'Pablo Casado tuvo la habilidad de un 'tahúr' al convertir un curso de cuatro días en Aravaca (Madrid) en un posgrado de la Universidad de Harvard. La 'artera' alcaldesa de Santander Gema Igual, del PP, creyó que con solo ir al cole obtendría el título de Diplomada en Magisterio. Y... ¿por qué conformarse con ser un simple ingeniero pudiendo presumir de doctor? Como hizo el 'tramposo'Miguel Gutiérrez, también delPP.

Más 'cuco' fue Toni Cantó de Ciudadanos, que jamás dijo que era titulado sino simplemente pedagogo. ¿Será pediatra porque les daba la medicina a sus hijos cuando estaban enfermos? O quizás, acuda al actual Secretario de Estado de Empleo y Seguridad Social Tomás Burgos del PP, tuvo en su currículo oficial un espacio para su inexistente licenciatura de Medicina.

El colmo de un matemático, como es el caso del 'falsario'José Manuel Franco del PSOE, es tener un error de cálculo sumando a su currículo la licenciatura de Matemáticas sin tenerla. Dos mejor que una debió pensar la vicepresidenta del grupo socialista del Parlamento Europeo. La 'trolera'Elena Valenciano asistió a clases en dos licenciaturas, la de Derecho y la de Ciencias Políticas. No necesitó titularse en ninguna para ponerlas en su currículo y triunfar en la vida.

La mentira siempre busca un rincón y lo ha encontrado en la política española. Estos solo son algunos ejemplos de políticos 'embusteros' que nos representan, pero hay más 'liantes' en el gremio que de momento andan con muletas. 'La mentira es como una mancha de aceite: siempre deja huella', decía Napoleón. Y sin pensar que habría tanto que pescar, Shakespeare escribió: 'Con el cebo de una mentira se pesca una carpa de verdad'.

Este país es abundante en 'fariseos' y 'felones'. Pero es rico en una cosa, en el lenguaje. En castellano existe numerosos sinónimos de 'mentiroso'. También lo es en el refranero español, el cual dedica varios de ellos a la mentira. Sin embargo, por la actualidad de su reflexión y no por mi simpatía al personaje, terminaré citando a Otto Von Bismarck .

"Nunca se miente más que después de una cacería, durante una guerra y antes de las elecciones".

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA HONEST