BLOGS
25/09/2014 07:17 CEST | Actualizado 25/11/2014 11:12 CET

Bueno, no es exactamente el final

Hace sólo dos semanas, cuando entendimos que el final estaba cerca, Charley escribió su último post y me pidió que lo publicara tras su muerte para expresar algunas palabras de esperanza a sus seres queridos. Y quizás, también a otras personas que combaten una enfermedad terminal o necesitan ánimo.

Soy Richard, el marido de Charley Kitley, que hace poco publicó en The Huffington Post una entrada de blog titulada Y todo llega a su fin. Ya han pasado tres largos días desde que Charley perdiera, a la edad de 36 años, su heroica batalla contra el cáncer de colon, y yo me encuentro en una situación en la que nunca pensé que me vería.

Hace sólo dos semanas, cuando entendimos con dolor que el final estaba cerca, Charley escribió su último post y me pidió que lo publicara tras su muerte para poder expresar algunas palabras de esperanza e inspiración a sus seres queridos. Y quizás, también a otras personas que combaten una enfermedad terminal o, simplemente, necesitan ánimo en su vida. Este pequeño artículo es el motivo por el que ahora yo también estoy escribiendo un post.

Gracias a nuestros amigos de The Huffington Post, el texto de Charley se ha hecho viral y ha sido leído por más de dos millones de personas de punta a punta del globo. Sus 63 artículos anteriores recibieron un total de 35.000 visitas de las que estábamos orgullosos. Pero ahora nos han llegado mensajes de todas partes del mundo de completos desconocidos a los que les ha conmovido la sencillez y la esperanza del post de Charley.

Unos niños estadounidenses nos dijeron que su profesora de Lengua leyó el artículo de Charley en clase y que los 30 alumnos se emocionaron. Hubo padres que me dijeron que ahora abrazan a sus hijos con más fuerza antes de dormir. Antiguos compañeros de clase de Charley me escribieron mensajes y me contaron anécdotas de su época en el colegio.

Cuando vimos el éxito del post de Charley, y cómo los me gusta y los compartidos superaban con creces nuestras expectativas, me sentí inmensamente orgulloso de ser el marido de Charley, a pesar del dolor que sufríamos.

Así que ahora me siento aquí y pongo mis dedos sobre el teclado, y me pregunto por dónde empezar. Vengo de un mundo empresarial en el que no se muestran demasiado las emociones. ¿Cómo encontrar las palabras para agradecer a todos y cada uno de vosotros haber leído el artículo final de Charley y llevarla en vuestro corazón? No sé cómo deciros la fuerza que vuestros mensajes me han dado ahora que estoy en medio de este "agujero injusto, cruel y sin sentido", como lo describió Charley.

Oigo a nuestros hijos Dan y Lucy jugar en el jardín mientras luchan con valentía por hacerse a la idea de que nunca más volverán a ver a su mamá. Se nos ha ido una mujer querida, una madre entregada, una hija cariñosa y una amiga preciada. Charley ha muerto de cáncer de colon, una enfermedad que supuestamente afecta a gente mucho más mayor. Al menos, eso es lo que pensábamos. Ahora, soy viudo con sólo 38 años. Nunca me lo imaginé. Es muy duro.

Pero mi mujer me ha enseñado muchas cosas sobre la valentía y sobre cómo "enmarcar el arcoiris", así que quiero ser valiente y útil y hacer algo para ayudar a los demás, como hizo Charley.

Me gustaría transformar nuestra desolación en algo positivo para las personas que padecen cáncer de colon.

Aunque, por suerte, el cáncer de colon es relativamente inusual en personas tan jóvenes como Charley, cada año son diagnosticadas con esta enfermedad en torno a 2.100 personas de menos de 50 años, a menudo demasiado tarde. Esta es la razón por la que la asociación británica de cáncer de colon, Bowel Cancer UK, lanzó la campaña Never Too Young [nunca se es demasiado joven] con el fin de mejorar el diagnóstico, el tratamiento y los cuidados de los pacientes más jóvenes de cáncer de colon, y con el fin de concienciar a los jóvenes y a los profesionales médicos.

Bowel Cancer UK nos dio mucho apoyo, tanto a Charley como a mí, por lo que he creado, con su consentimiento, una cuenta de donaciones en memoria de Charley: Charlotte's Star Of Hope Fund.

Bowel Cancer UK también está llevando a cabo una gran labor de sensibilización sobre el tipo de cáncer de colon en fase 4 que tenía Charley. En Reino Unido, el cáncer de colon es el segundo tipo de cáncer más letal.

El hecho de que la gente lea y se informe sobre Charley me hace recordar sus cualidades, no sólo como esposa. A lo largo de su batalla contra una enfermedad tan devastadora como el cáncer, ella siempre se mostró fuerte y decidida. Mi mejor amiga y confidente. Me parece raro decirlo, pero no podría haber hecho este viaje si no hubiera sido con Charley. La echo mucho de menos. Así que, espero que la creación de este fondo no sólo nos ayude a entender, en parte, su pérdida, sino que también dé apoyo, conciencia y financiación para otras personas.

Ya es demasiado tarde para Charley y nuestra pequeña familia. Pero no tienen por qué morir otras personas. Otras familias pueden mantenerse unidas. Hay otros niños que no tienen por qué perder a sus mamás, como les ha ocurrido a Daniel y a Lucy. El diagnóstico precoz salva vidas.

Por favor, haced lo que podáis por apoyar una causa tan justa como ésta, que garantice que ninguna familia más tenga que pasar por lo que hemos pasado. Y si tienes un rato esta noche, abre las cortinas, mira para arriba y manda una sonrisa a una de las estrellas más brillantes de los cielos.

Muchas gracias,

Richard, Daniel (6) y Lucy (4)

NUEVOS TIEMPOS