BLOGS
08/02/2015 09:51 CET | Actualizado 09/04/2015 11:12 CEST

Colorín, colorado... ¡este color te ha camuflado!

caballitoLos colores que presentan los animales son de vital importancia para su supervivencia. En especial, si vives flotando en el océano y eres transportado por las corrientes. O bien, si nadas a media agua donde eres visible desde todos los lados.

Foto: Kenneth Hagemeyer

Nuestro sentido de la vista es privilegiado porque puede distinguir una gran cantidad de colores, mientras que algunos animales solo ven en blanco y negro, o incluso son ciegos. Podemos apreciar una inmensa variedad cromática en los seres vivos que nos rodean, aunque en el agua marina se pierden con la profundidad (ver artículo Peces de colores, ¿pero de qué colores?).

Sorprende comprobar los patrones de coloración a rayas de algunas especies como las cebras y los tigres, o incluso las avispas con colores aposemáticos que alertan de su peligrosidad o presencia. Otros, sin embargo, son auténticos especialistas en jugar al escondite, con colores mimetizadores que les permiten integrarse en el ambiente donde habitan. Incluso existen especies que cambian de color, como es el caso de los camaleones o de las sepias en presencia de un tipo de fondo u otro, y pueden llegar a hacerlo en cuestión de segundos. Hay especies que adoptan la coloración del alimento que ingieren, como algunos caracoles marinos, o que pueden llegar a cambiar su color dependiendo del estado fisiológico -si se encuentran en época de cría, si son molestados, etc.-, y varían a lo largo de su vida adquiriendo tonalidades llamativas durante la fase adulta.

Los colores que presentan los animales son de vital importancia para su supervivencia. En especial, si vives flotando en el océano y eres transportado por las corrientes. O bien, si nadas a media agua donde eres visible desde todos los lados. Muchos organismos planctónicos adquieren tonalidades oscuras de azules o colores plateados, como ocurre con algunas medusas, o bien moluscos, que presentan estos patrones de coloración para pasar desapercibidos de las aves, que vigilan desde el aire, y de peces que se alimentan en la superficie.

Pero..., ¿cómo evitan ser vistos los predadores que nadan a media agua en el mar?

Los tiburones utilizan un patrón de coloración llamado "countershading", que en español se podría traducir como contrasombreado que consiste en presentar una pigmentación más oscura en aquellas superficies expuestas a la luz; por esta razón, la parte dorsal presenta colores grisáceos o azules pálidos, y una parte ventral blanquecina. De esta forma pueden integrarse con el cielo cuando son observados desde abajo y con la oscuridad de las profundidades cuando son vistos desde arriba.

¿Creen que existen peces marinos que cambian la reflectividad de su piel para alterar la luz que rebota de sus cuerpos? ¿Sí? ¿No?....La respuesta, aquí.¿Caballitos de mar con forma de alga flotando en la columna de agua? ¿Ciencia ficción o realidad? Compruébenlo aquí.