BLOGS
09/02/2018 07:28 CET | Actualizado 09/02/2018 07:29 CET

Contratar mujeres

Getty Images/iStockphoto

La cena del Círculo Financiero, en Barcelona, discurría con tranquilidad, aunque yo no prestaba mucha atención a mis compañeros (todos hombres) de mesa.

Estaba cansada, tras un día de trabajo y pocas horas de sueño. Acababa de tener a mi segundo hijo, que fue una niña y se llamó Berta.

Estábamos llegando al postre cuando oí decir: "Es poco eficiente. Se quedan embarazadas, cogen muchas bajas... Es lógico que contratemos más hombres para cargos directivos".

El orador era un muy alto ejecutivo, tenedor de múltiples cargos, padre y abuelo. No pude menos que intervenir:

- ¿Sabes cuántos hijos tengo?

- Pues... Rosa, la verdad, no tengo ni idea.

En los últimos tres años había tenido dos, pero, a pesar de vernos en un comité de dirección todas las semanas, él ni siquiera se había enterado.

Desde entonces, he contratado a muchas mujeres directivas. Con excepciones, todas han trabajado igual o más que sus colegas masculinos. Ninguna ha cogido bajas en exceso o se ha ausentado sin motivo. Nunca la maternidad fue un problema.

Contraten mujeres, exíjanles lo mismo que a sus colegas varones y páguenles iguales salarios.

Y, por favor, dejen de convocar cenas de negocios.

Este texto lo publiqué hace una semana en Linkedin. A día de hoy, el texto ha obtenido 65.949 visualizaciones, 695 recomendaciones y muchas e interesantes aportaciones de hombres y mujeres.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE