BLOGS
09/01/2014 07:40 CET | Actualizado 10/03/2014 10:12 CET

La dieta del doctor Casado: la mejor que conozco

Disfruta comiendo y suda la camiseta. Tras cientos de horas de estudio sobre nutrición y dietoterapia no puedo dar una dieta más potente. Si, están leyendo bien, consta de una única frase. No aporta complicadas tablas ni algoritmos, no obliga a descartar alimentos, ni a pesarlos.

Disfruta comiendo y suda la camiseta

Tras cientos de horas de estudio sobre nutrición y dietoterapia no puedo dar una dieta más potente. Si, están leyendo bien, consta de una única frase. No aporta complicadas tablas ni algoritmos, no obliga a descartar alimentos, ni a pesarlos. No es necesario usar báscula. Es sencilla y fácil de entender. Apta para todas las edades y situaciones vitales.

Disfruta comiendo

En los países occidentales tendemos a comer más de lo necesario. Mucho más. Si no se lo creen dense una vuelta por cualquier país subsahariano, India, China...

Solemos comer muy deprisa y distraidos, viendo la televisión o sin parar de hablar.

Probemos a darnos más tiempo a la hora de comer. Poner un reloj en la mesa puede ayudar. Le parecerá increíble comprobar lo poco que tarda en comer. Regálese más minutos.

Al comer rápido no masticamos bien. Tragamos aire que luego puede hacer que la digestión sea pesada o molesta, nos hinche el abdomen y nos obligue a expulsar molestos gases. Si ralentizamos un poco la masticación evitaremos estas molestias.

Comer es un placer. Mi recomendación es tratar de gozar al máximo del placer de comer. Hacerlo lentamente paladeando es un primer paso. Usar especias, limón, hierbas aromáticas es otra opción fácil para estimular más las papilas gustativas. Probemos nuevos y estimulantes sabores, a ver qué pasa.

Si conseguimos comer con más conciencia, lo haremos de forma más sana y disfrutaremos mucho más. No será necesario comer tanto.

Suda la camiseta

Lo podemos decir de otras maneras pero no más claro. Si no te mueves no quemarás energía. Lo sabes de sobra pero te falta dar el paso para moverte más.

El ser humano tiene un diseño corporal que favorece el movimiento. No estamos hechos para estar sentados viendo televisión, sino para andar y correr. Durante miles de años la humanidad ha sido cazadora-recolectora y eso implicaba moverse todo el día. Repito, todo el día. Estamos hechos para eso y la buena noticia es que es placentero.

Un paseo o salida diaria, un rato de ejercicio aeróbico nos devuelve una oleada interna de bienestar gracias a las endorfinas que el cuerpo libera. Es importante sudar la camiseta, un mínimo de exigencia aeróbica. El paseo de ver escaparates no sirve. Que cada cual elija lo que más le guste. También incluimos aquí la actividad sexual que para un gran número de adultos es el único momento aeróbico de la semana. Tener una vida sexual activa es bueno para su salud y le ayudará a sentirse mejor. Si a su pareja le interesa tener una buena figura seguro que esto le interesa.

Empezar a hacer actividad aeróbica tiene una pega: al principio es cansado. Las primeras dos o tres semanas son algo costosas no le voy a engañar. Los primeros días puede haber agujetas, al no tener una rutina encontramos mil excusas para no perseverar, no le vemos la gracia. Si conseguimos mantenernos 21 días con 2-3 momentos aeróbicos semanales habremos llegado a la cima, la recompensa de bienestar será patente. No encontraremos mucho mejor, más fuertes, más elásticos. Será más fácil mantenernos.

Todos los que han sido estudiantes alguna vez saben que hacer ejercicio aumenta el rendimiento académico. También quema el estrés y las preocupaciones. Y sobre todo es divertido. El secreto es encontrar aquella actividad ideal para nosotros.

Espero que esta dieta le sirva. El objetivo es doble, quien la sigue se siente mejor física y mentalmente además de gozar de mejor forma y controlar su peso.

Hay muchas más dietas, la mayoría no podrá mantenerlas más de un mes, se aburrirá. Esta es la que recomiendo por fácil, divertida y potente. ¡Suerte!