BLOGS
19/03/2014 07:00 CET | Actualizado 18/05/2014 11:12 CEST

No es un escenario de ciencia ficción: es Abu Dabi

Sostenibilidad, verde, vida, salud, educación, cultura: encontrar estas palabras dentro de un plan económico es difícil pero más aun es hacer que esas palabras se conviertan en realidad. Todo lo demás suena a ciencia ficción para el resto de países pero no para ellos...

GTRESONLINE

En el siglo XVI, Alfonso Alburquerque, el león de los mares, en su encrucijada por colonizar el golfo pérsico pasó de largo de este lugar... ahí no había nada que conquistar. De hecho lo único que había en ese lugar hasta mediados del siglo pasado eran dátiles y camellos. Poco después llegó el petróleo y con él los dólares. Mientras que el resto de países vecinos empezó la construcción de obras faraónicas para demostrar al resto del mundo su superioridad, ellos decidieron invertir sus primeros dólares en hacer una carretera. Era el año 1961 y Abu Dabi empezaba a visionar el éxito como destino.

Estar presente en la lista de los diez países con más reservas de petróleo, más que una ventaja es un problema. Solo hace falta ver los países que se encuentran en ella: Irán, Irak, Venezuela, Nigeria, Arabia Saudí, Kuwait, Libia o Qatar. Todos ellos, por un motivo u otro son ejemplo de cómo no se tiene que gestionar un país.

La mayoría de países ricos en materias primas utilizan siempre la misma estrategia: al ser poseedores de un recurso limitado y valioso para el resto de mundo intentan enriquecerse al máximo haciendo que la economía del país gire sobre ese valioso elemento. Sin embargo Abu Dabi decidió lo contrario, hacer que la industria petrolífera supusiera solo el 35% de su volumen de ingresos.

Sostenibilidad, verde, vida, salud, educación, cultura: encontrar estas palabras dentro de un plan económico es difícil pero más aun es hacer que esas palabras se conviertan en realidad. Lo más simple del plan es su nombre Abu Dhabi 2030. Todo lo demás suena a ciencia ficción para el resto de países pero no para ellos... lo imposible en Abu Dabi solo tarda un poco más en hacerse realidad.

En 1960 su población era de 46.000 personas, hoy es de un millón y se prevé que en dos décadas sea de tres millones. En otros lugares del mundo este crecimiento sería imposible en un periodo de tiempo tan corto y más teniendo en cuenta que la ciudad está construida en pleno desierto. Pero la gestión del tiempo en Abu Dabi es diferente. En el año 2003 crearon su línea aérea, Etihad Airways, tres años después ya tenían rutas a más de 30 destinos internacionales.

Maquiavelo dijo "pocos ven lo que somos pero todos ven lo que aparentamos". Es fácil ver lo que Abu Dabi quiere aparentar pero saber lo que son es más complejo. Abu Dhabi Investment Authority (ADIA) es un desconocido para la mayoría de nosotros pero es el Fondo Soberano de Inversión más influyente del mundo. Pese a que nunca han publicado lo que poseen en realidad, se calcula que controlan más de 850.000 millones de dólares en activos repartidos por todo el mundo. ADIA es el segundo máximo accionista de Citigroup, el banco más importante de US. Invirtieron más de 25.000 millones en reflotar a Dubai de su burbuja inmobiliaria. En los últimos años han empezado a comprar edificios en ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Milán, Londres. Solo en el Reino Unido se calcula que el valor de sus inmuebles asciende a más de 4.000 millones de dólares y todo ello sin hacer ruido.

Tener reservas de petróleo les dio una oportunidad. Su estrategia les llevará a ser el lugar más rico del mundo.