BLOGS
21/05/2018 07:30 CEST | Actualizado 21/05/2018 07:30 CEST

¿Qué pasa con tus redes sociales cuando mueres?

Las redes sociales son una constante en nuestro día a día. Muchos accedemos a varias cuentas a diario, donde interactuamos, compartimos fotos y creamos recuerdos con nuestros amigos y con el mundo digital.

Utilizamos las redes sociales para conseguir recuerdos instantáneos y volver a compartir los antiguos con nuestros contactos, casi como un diario o un documental. Al publicar constantemente y pensar en cuál será el próximo momento que podremos compartir, a veces nos olvidamos de pensar en cómo será nuestra presencia digital cuando ya no podamos ponerla al día o editarla nosotros mismos.

Si nunca has pensado en qué pasará con tu huella digital cuando mueras, no eres el único. Pero, así como planificar tu propio funeral es importante, también lo es pensar en qué pasará con tus redes cuando ya no estés para supervisarlas.

Es recomendable tener en cuenta varios factores y seguir ciertos pasos para controlar qué datos circularán por internet después de tu muerte.

Getty Images

Haz una lista con tus cuentas y tu información de acceso.

Cuando planifiques tu proyecto de vida digital, debes hacer una lista de tus cuentas, incluyendo también los datos de acceso y las contraseñas. Independientemente de que tus seres queridos estén al tanto o no de algunas de ellas, un listado completo, junto con la información de acceso de tu correo electrónico, ayuda a dejar atados todos los cabos.

Es aconsejable mantener este listado junto con tu otra información personal, como el historial médico y financiero. También podrías guardar esta información en un gestor de contraseñas en línea.

De forma similar a dejarle tus datos bancarios a un ser querido, estos detalles te garantizan que los recuerdos de Internet que quieras preservar permanezcan guardados y que tu huella digital quede protegida y en buenas manos.

Nombra a un contacto de legado.

Quizás te sorprenda saber que, hasta la fecha, las únicas redes sociales que ofrecen la opción de designar a un contacto de legado son Instagram y su empresa matriz Facebook.

Según Facebook, "un contacto de legado es la persona que eliges para que administre tu cuenta si esta se convierte en conmemorativa. [...] Tu contacto de legado tendrá las siguientes opciones: Fijar una publicación para tu perfil, [...] responder a nuevas solicitudes de amistad, actualizar tu foto de perfil y solicitar la eliminación de tu cuenta. Tu contacto de legado no puede entrar en tu cuenta, eliminar o cambiar publicaciones o fotos antiguas ni otras cosas que hayas compartido en tu biografía ni leer tus mensajes". Facebook también ofrece a los usuarios la opción de establecer un recordatorio anual para revisar el contacto de legado, que puede ser cambiado en cualquier momento.

OcusFocus

Háblalo con tu familia y amigos.

Pese a que el tema de la muerte puede ser difícil de tratar, considera la posibilidad de mantener una conversación abierta con tus familiares y amigos sobre su presencia en las redes sociales.

Puedes sacar el tema cuando estéis sentados a la mesa o cuando estéis hablando del reciente cambio de perfil o la nueva foto que ha subido algún conocido. En lugar de centraros en la muerte, centraos en hablar sobre qué queréis que pase cuando ya no estéis. Esto puede llevar a una conversación más interesante y abierta, así como proporcionarte un peldaño básico desde el que empezar a pensar y hablar de otros aspectos de tu vida que quizás quieras considerar e incluir entre tus planes.

Decide qué es lo que quieres que hagan con tus redes sociales.

Una vez que hayas decidido qué es lo que pretendes que pase con tu huella digital, piensa en incluir tus deseos en un testamento o en una carta aparte al contacto de legado que hayas escogido.

Puede que tengas distintos planes para cada una de tus cuentas, de modo que asegúrate de ser concreto y específico en las instrucciones, así como de dejar claro dónde puede encontrar tu información de acceso. Ten en cuenta que, para tus familiares y amigos más cercanos, tus redes sociales pueden ser algo que querrían conservar para revivir y atesorar los recuerdos que guardan y para reflexionar sobre el tiempo que compartieron contigo. Tus redes sociales también pueden utilizarse como modo de compartir el pesar. Crear un grupo parece ser la forma más popular de hacerlo para las nuevas generaciones.

Si deseas una presencia digital más discreta, especifica si hay ciertos recuerdos o momentos que prefieres que se borren de Internet.

Decidas lo que decidas, puedes estar seguro de que tus seres queridos respetarán tus deseos. Tus cuentas en redes sociales pueden servirle de consuelo a tus amigos y familiares y reconfortarlos con los recuerdos que compartisteis.

Este post fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

EL HUFFPOST PARA HONEST