BLOGS
31/12/2017 11:42 CET | Actualizado 31/12/2017 11:42 CET

No esperes soltero a la pareja perfecta, equivócate hasta que la encuentres

No te engañes pensando que existe una persona perfecta para ti, porque no la hay, y tú tampoco lo eres.

PIXABAY

Escrito por Marisa Donnelly.

"Mantente soltera hasta que encuentres a un hombre que ____". "Sigue soltero hasta que encuentres a una mujer que sea como ____". "No empieces una relación hasta que ____". "No sientes la cabeza si no ____". "Sigue solo hasta que ____". Qué agobio...

Nos ponemos demasiadas normas y límites. Nos obligamos a esperar, a resistir, a no sentar la cabeza, a seguir buscando hasta dar con la persona correcta, la que haga que todo cobre más sentido, la que sea justo lo que estábamos buscando.

Pero a veces pienso que todo eso no tiene ningún sentido.

Ponemos tanto empeño en encontrar a esa "persona correcta", la "elegida", ESA persona ideal que tenemos en nuestra mente, que intentarlo con cualquier otra persona parece una pérdida de tiempo. Creemos con firmeza que somos unos conformistas si la persona con la que decidimos salir no es exactamente como la imaginábamos.

Pero el amor no funciona así, ¿verdad?

Es una idea preciosa esperar hasta que aparezca la persona correcta y seguir solteros hasta entonces, pero ¿no os parece también una perspectiva muy estrecha?

Porque ¿cómo demonios vas a saber si una persona es "la correcta" si no has estado en relaciones fallidas, con personas imperfectas, y sin haber cometido fallos?

¿Cómo sabrás que has encontrado el "amor verdadero" si no has perdido otro por el camino? ¿Cómo puedes saber que has encontrado a la persona definitiva para pasar el resto de tu vida si no has salido antes con algún chalado, si no has pasado por un infierno con el apoyo de otra persona, si no logras aceptar las imperfecciones, si no aprendes y creces con la otra persona, aunque esa relación acabe estallando?

El amor no es algo lineal. No existe un camino directo hacia esa felicidad final. Hay baches, corazones destrozados, vínculos rotos y momentos de derrota. Hay veces que te enamoras de la persona equivocada y veces que haces daño a quienes más te importan.

El amor no es perfecto y ya es hora de dejar de esperar que lo sea.

Aún quedan cosas por decir en cuanto a la búsqueda de la persona adecuada, sobre cuándo hay que sentar la cabeza o cuándo hay que buscar una salida si no estás feliz. Aún quedan cosas por decir en cuanto a lo de entregarle tu corazón a quien no te entrega el suyo, o sobre ser consciente de lo que mereces y no tener miedo de defender tu postura.

Aún quedan cosas por decir en cuanto a proteger el corazón cuando está herido y no dejar que ningún extraño se acerque. Aún quedan cosas por decir en cuanto a esperar a la persona adecuada y no entrar en una relación si no estás seguro al 100%.

Pero también hay mucho que decir todavía en cuanto a cometer errores.

No hay nada malo en tener citas y empezar relaciones a las que no siempre les ves sentido pero que te hacen sentir algo. No hay nada malo en entregarle tu corazón a alguien que te haga sentirte vivo ni en creer en los amores imposibles.

Tenemos que dejar de decirnos que conoceremos a la persona perfecta que haga y diga justo lo que nos gustaría, porque, por muy ideal que sea, esa persona no existe.

Tenemos que dejar de limitarnos pensando que no ponemos encontrar "el partido perfecto" si no encontramos a esa persona perfecta, maravillosa y sin defectos. Tenemos que dejar de decirnos que conoceremos a la persona perfecta que haga y diga justo lo que nos gustaría, porque, por muy ideal que sea, esa persona no existe.

En lugar de eso, tenemos que buscar una persona que no diga ni haga siempre lo correcto, pero que haga que nuestro corazón lata tan fuerte como sereno. Una persona que desee crecer a nuestro lado, aprender con nosotros, luchar con nosotros y por nosotros.

No se trata de encontrar una persona perfecta, sino de encontrar una relación real.

Y tampoco se trata de seguir solteros hasta que aparezca la persona indicada, sino de tener citas, enamorarse, crecer, llegar a ser y, finalmente, conocer a esa persona en algún punto de ese camino.

Se trata de equivocarse.

Así que no te contengas. No te fuerces a seguir soltero solo porque no estás en una relación con "la persona adecuada". No te engañes pensando que existe una persona perfecta para ti, porque no es cierto, y tú tampoco lo eres (afortunadamente).

No se trata de encontrar una persona perfecta, sino de encontrar una relación real.

No te impongas normas, directrices ni instrucciones sobre cómo debes sentirte.

Simplemente ama. Confía. Conoce gente, vive nuevas experiencias, crea recuerdos, ríete y no desperdicies tu vida deseando esa relación perfecta.

No pierdas tanto tiempo analizando el amor como para que se te olvide querer.

Estar soltero está bien. Enamorarse de la persona equivocada está bien. No haber encontrado el "amor definitivo" está bien. Estamos hablando de amor, y de amor no existe ningún manual de instrucciones. Deja que tus vínculos crezcan, que tus sentimientos fluyan y que tu corazón lata libre.

La "persona adecuada", imperfecta y maravillosa con la que quieres pasar el resto de tu vida se cruzará algún día en tu camino, pero hasta entonces, deja que tu corazón se aventure.

Marisa Donnelly es poetisa y autora de Somewhere on a Highway.

Este post fue publicado originalmente en Thought Catalog y Quote Catalog, apareció posteriormente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs