BLOGS
31/05/2018 07:33 CEST | Actualizado 31/05/2018 07:33 CEST

Leopoldo María Panero, inéditos de juventud medio siglo después

Leopoldo María Panero en un fotograma de ‘El desencanto’, de Jaime Chávarri.
WMAGAZÍN
Leopoldo María Panero en un fotograma de ‘El desencanto’, de Jaime Chávarri.

Por Leopoldo María Panero

Medio siglo después de que Leopoldo María Panero (1948-2014) publicara su primer poemario, Por el camino de Swan, se edita un poemario inédito de aquellos años veinteañeros que el poeta dejó listo pero que por razones desconocidas no vio la luz. No, no somos ni Romeo ni Julieta ni estamos en la Italia medieval es el título de esta obra que forma parte del volumen Los papeles de Ibiza 35. Poemas, cuentos y ensayos inéditos (Bartleby Editores). El libro tiene otros dos apartados: dos traducciones, en su caso perversiones, de sendos relatos de terror de Arthur Machen hechas por el poeta madrileño, y textos variados (ensayos, prólogos y artículos de prensa sobre la literatura, la locura, la psiquiatría, el nonsense y política que firman parte de la vida misma).

Bajo la edición de Túa Blesa, el mayor experto en la obra de Panero, estos textos, afirma el catedrático, "acrecientan su obra y traen novedades estilísticas por el extremo coloquialismo del autor, un modo de escritura del habla que excede con mucho al practicado por otros poetas, y también porque la presencia de la cultura popular en este libro supera la de otros del joven Panero, lo que distingue a este volumen dentro del conjunto de su obra poética".

Las razones por las que no se publicó está colección de poemas se desconocen

Escritos entre finales de los años sesenta y comienzos de los setenta, las razones por las que no se publicó está colección de poemas se desconocen. Blesa aventura dos teorías: que luego de que Leopoldo María Panero hubiera publicado en 1973 Teoría este libro hubiera resultado extraño "porque su estilo ya había cambiado y evolucionado mucho", o porque la vida desordenada y azaroza, y luego de manicomio en manicomio, que llevaba el poeta hizo que olvidara esos papeles mecanoescritos.

Los papeles de Ibiza 35, dirección de la casa de la familia Panero en Madrid, es el segundo libro salido de las carpetas que Javier Mendoza, periodista y crítico de cine, recibió en 1998 de Michi Panero, su padrastro y menor de los hermanos. El primero fue Funerales vikingos/El desconcierto(2017), en Bartleby Narrativa, con cuentos y artículos del propio Michi Panero, y el relato de Mendoza sobre su experiencia junto a su padrastro y la historia de esta carpeta.

Estos nuevos inéditos, cuenta Mendoza, incluyen poemas escritos, sobre todo entre los sesenta y los setenta, pero también algunos de los años ochenta como el poema Yolanda, sobre el asesinato de una mujer, y algunos artículos. "En cuanto a las perversiones de los cuentos de Machen la gracia y el valor es que se confirma cómo Leopoldo no solo traduce sino que amplía lo que le parece. Dentro de los ocho ensayos inéditos hay uno muy autobiográfico en el que habla de él y sus hermanos".

Los papeles de Ibiza 35. Poemas, cuentos y ensayos inéditos (Bartleby Editores) se presentarán en la 77ª Feria del Libro de Madrid en la Biblioteca Eugenio Trías, del Parque del Retiro.

WMagazín publica en primicia varios poemas inéditos de Leopoldo María Panero. El poeta del famoso grupo de Nueve novísimos, el del aura de poeta maldito, del horror, la locura, la muerte y la belleza se tamizan aquí con una sensibilidad inusual, la incorporación de la cultura pop (aparecen desde la cantante Karina y los Rolling Stones hasta Mandrake), desmitificación de lo canónico y una voz que empieza a oscilar entre la alegría de vivir y puntos de penumbra y muerte.

'No, no somos ni Romeo ni Julieta, ni estamos en la Italia medieval'

Poemas perteneciente al libro No, no somos ni Romeo ni Julieta, ni estamos en la Italia medieval, datado por Túa Blesa, en 1968/69

Por Leopoldo María Penero

CARNET DE BAILE

Vomitó haches, otra vez. Era imposible evitar que vomitara

haches. Le parecían tan molestas, tan inútiles. R., como

siempre, hubo de añadir "superfluas", lo cual le sumió

en una profunda depresión. Uno o dos mosqueteros,

y después haches, y otra vez haches, y más haches... Podría

ser: "que llovían ciegamente sobre la ciudad abandonada".

Pero no, mejor: "James partió al amanecer, y apenas

se oyó el rumor de los cascos".

1. S. P. (CANTANTE) L. P. B. (AGITADOR COMUNISTA PROMOSCOVITA)

A las seis, después de desayunar, y nadie espera encontrarse

una mancha de sangre, apareció estrangulada en su

habitación, la 512, quiero decir Araminta Ditch, sí hombre,

tú la viste una vez en Bocaccio, con Jaime y conmigo.

Sí, estaba también, ya me acuerdo. Bueno, pues fíjate

qué cosa más rara, ¿tú te lo explicas?, a qué venía, digo

  1. A lo mejor los del hotel, son capaces de cualquier cosa,

con tal de llamar la atención, non sense; bueno, Jaime

lo que dice.

POEMAS INÉDITOS

LA ANARQUÍA es un vino triste que se bebe en las tardes

en que el universo solloza y la

lágrima sucia como rocío del cielo abriendo

un orificio azul y hediondo en las cabezas

amado por las moscas, por las moscas que vuelan

como buitres en torno de los seres que andan

moviendo como un péndulo el sí y no de sus cabezas

el desmayo

lento en que vida consiste

hasta morir, hasta morir si es posible

si es posible aún en la tarde que parece

no acabarse jamás como una maldición para melancólicos

en donde hay para siempre una cabaña que buscar antes de que anochezca

donde habita el diablo que no es de nadie

hasta llegar a la casa vacía de la muerte

y vernos en el Espejo Que No Existe.

"Quién anduvo entre la violeta y la violeta

con carne blanca y azul, el color de María

haciendo viva la primavera y fuertes la fuentes..."

Eliot, Miércoles de ceniza

YOLANDA

Qué cobarde, qué no engrendrado sino ya muerto desde su nacimiento

como cuando la madre grita clamando contra sus entrañas

y los padres ruegan porque nadie sepa, ni los dioses tampoco

el nombre de su hijo, que cobarde pensó alzar su mano de huesos

para quebrar tu pureza, tu vida parecida a los árboles

tu rostro que era mejor que al agua, tu mirada

por la que era preciso morir cuando llegue la Hora.

porque el Tiempo es una sinfonía también,

cuyos acordes se entrelazan como almas

para concluir un día, hoy, quizás, que tu cabeza

pende encima de la mía, y me sonríe desde el techo

y asoma a la terraza y mira

a derecha e izquierda a los hombres

como una Advertencia.

Del seno de los muchos, para saciar tu muerte

llamaron las dríadas a la terrible Sombra

que ni el Desamparado aquel que pone Ley

e Infierno, y llanto, gritos y lamentos

en la cercanía atroz de Malebolga, nombra,

y que unos llaman el Flautista, y otros

el Asesino Músico, que toca con su falo la melodía

de la muerte, y se mueve

en silencio entre los árboles, susurrando

como una obsesión tu nombre sólo, tu nombre.

El recogió en la cuenca

de tus manos tu calavera y tu hermosura

CANTO AL "JARO"

(Perro muerto en la mañana)

Tenemos a un niño en las manos, quizá

a un niño que juega con los dedos manchados de sangre,

y juega

y vuelve a jugar con los esqueletos, sin saber

sin saber jamás lo que la muerte es, como todos

los hombres de su barrio, y es por ello

que la ofrece

a todos rezando, y hasta

el perro aquel de la calle, con manchas blanca y lentejuelas

como para salir al circo a llorar, le quiere

hacer saber lo que regala, lo que da a diario, como amor

como amor, para luego dormir con la navaja

esposa, pura, en él

círculo inmóvil del acoso y llorar a veces

cuando recuerda, por

lo que era su madre,

el agujero ese en la piel y la canción rayada

ya para siempre que la noche espera.

Ah, pero la Fiebre!

la fiebre de la sangre como tambor demente

pidiéndole la huída y el saqueo, la fiebre de

no dormir y de estar solo siempre

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN