BLOGS
17/03/2018 08:34 CET | Actualizado 17/03/2018 08:34 CET

Mujeres que han cambiado la Historia

Miriam Klein
Guerrilla Girls

Por Camila Pinzón Pineda

'Mujeres radicales del mundo' presenta cuarenta perfiles de revolucionarias en sus diferentes campos: desde las artes y el deporte hasta las activistas por los derechos de las minorías.

Todos los siglos la mujer ha estado bajo la sombra. Y desde allí ha impulsado, en silencio discriminatorio, la vida y la Historia cuyo brillo ha solido caer en los hombres. Algo se ha avanzado en las últimas décadas en cuanto a la igualdad y visibilidad, y no es fácil luchar contra los siglos y los atavismos. Una forma de normalizar la situación de la mujer es rescatar y recordar las historias de algunas de ellas e incorporarlas con naturalidad al imaginario de progreso predominantemente masculino.

Líderes sociales, artistas, deportistas, políticas, científicas y otras revolucionarias que han hecho historia son reunidas en el libro Mujeres radicales del mundo (Capitán Swing). Un álbum de mujeres con textos de Kate Schatz e ilustraciones de Miriam Klein, que se une a otras publicaciones como Mujeres de ciencia, Los hombres me explican cosas y Mala feminista, en una apuesta por reivindicar la historia de vida de las mujeres y el valor de ser radicales.

Este es un recorrido que empieza con la primera escritora, Enheduanna, que vivió entre los años 2285 y 2250 a.C, hasta la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, o Poly Styrene, la adolescente punk y cantante principal de X-Ray Spex, y Liv Arnesen y Ann Bancroft (exploradoras polares y las primeras mujeres en cruzar la Antártida). Cuarenta perfiles que recuerdan figuras femeninas de 31 países a lo largo de toda la historia.

"Es como en una vuelta al globo: estas cuarenta historias están repartidas por los seis continentes y abarcan varios milenios. Narran las vidas y los logros de mujeres valientes y audaces que llevaron vidas increíbles, emocionantes, revolucionarias, históricas y que cambiaron el mundo...; en otras palabras, mujeres radicales".

WMagazín se une a la visibilización de las mujeres que han marcado la historia de la humanidad con un fotorrelato de cinco perfiles que demuestran que las mujeres no solo siempre han estado allí, sino que han sido activas, resistentes y combatientes y han hecho que la vida y la historia avancen: la primera escritora de la historia, la primera feminista de China, la activista lesbiana por los derechos de los gais en Uganda, la libertadora de Colombia ante la dominación española y la joven activista alemana contra la Alemania Nazi.

Enheduanna, la primera escritora de la historia

La primera autora conocida de la historia. Su nombre era Enheduanna (2285–2250 a. C.) y existió hace 4.300 años en Mesopotamia. Sus poemas, relatos, himnos y canciones escritos en cuneiforme sobre tablillas de barro son los primeros testimonios que se han encontrado de la expresión escrita. Versos dedicados a la diosa Inanna y cánticos dirigidos al templo de Ur, en los que, desde el "Yo", expresa emociones intensas, desde el júbilo y el amor hasta el temor y la ira. Su historia es también la historia del nacimiento de las ideas por medio de la palabra y de que toda creación tiene detrás un autor. Sus obras fueron copiadas y alabadas durante siglos y se cree que influyeron enormemente en el desarrollo de la literatura y la religión durante los mil años siguientes.

Policarpa Salavarrieta, libertadora de Colombia ante la dominación española

Conocida popularmente como La Pola, Policarpa Salavarrieta (Colombia, 1795-1817) fue una joven revolucionaria que luchó por la independencia de Colombia en el siglo XVIII. Sus ideales y habilidades para coser la llevaron a ser una pieza clave en la resistencia. Mientras confeccionaba vestidos y uniformes en la casa de altos mandos del ejército español, escuchaba importantes conversaciones. También se encargaba de conseguir dinero, pasar información y captar a nuevos revolucionarios. Fue descubierta y acusada de espionaje y de traición. Como se negó a abandonar sus actividades, la condenaron a muerte. Tuvo una ejecución pública, el 14 de noviembre de 1817, en la cual la llevaron al patíbulo atada de manos y flanqueada por dos sacerdotes. La revolución estaba por encima de su vida. En lugar de recitar las oraciones con los sacerdotes, como solía hacerse, La Pola maldijo a los españoles, predijo su derrota y declaró su amor por la revolución a gritos para que todo el pueblo presente la escuchara.

Qiu Jin, la primera feminista de China

Su verdadero nombre era Qiu Jin (China, 1875-1907) pero se hacía llamar Jin Xion, que significa "capaz de competir con los hombres". Sus estudios feministas e ideas sobre la independencia de las mujeres en una China oprimida y corrupta bajo la dinastía Qing la convirtieron en una figura revolucionaria. Su padre la obligó a casarse siendo muy joven y su esposo la trataba como si fuera "menos que nada", según sus propias palabras. Consciente de una enorme desigualdad por el hecho de ser mujer, reunió valor y decidió hacer algo completamente revolucionario en aquel entonces: dejó a su marido, vendió todas sus joyas y se mudó a Tokio.

Fue allí donde se integró en varias sociedades secretas que buscaban derrocar al gobierno chino. Creía firmemente que el cambio no llegaría hasta que los hombres y las mujeres fueran iguales. Qiu Jin quería compartir sus ideas con todas las mujeres que le fuera posible; escribía ensayos, pronunciaba enérgicos discursos sobre los derechos de las mujeres y fundó una revista feminista que animaba a las mujeres a luchar por tener una educación, encontrar un trabajo y ser económicamente independientes. Fue condenada por haber escrito dos poemas revolucionarios, y finalmente ejecutada.

Sophia Scholl, activista alemana contra la Alemania nazi

Siendo muy joven, Sophie Scholl (Alemania, 1921-1943), empezó a enterarse de los crímenes del nazismo y a cuestionar la verdad del Gobierno alemán de Adolf Hitler en los años treinta del pasado siglo. Se dedicó a investigar, junto a su hermano y otros amigos, sobre las masacres de judíos y las atrocidades cometidas en otros países por parte del nazismo. Leyeron filósofos que escribían sobre la desobediencia civil y la importancia de ser fiel a la conciencia propia. Crearon un grupo llamado la Rosa Blanca. En 1942 tuvo lugar su primer golpe pacífico de resistencia: escribieron un ensayo anónimo criticando a los nazis y repartieron cientos de copias dentro del campo universitario. Esta fue una de las primeras veces que alguien en Alemania se atrevía a imprimir opiniones negativas sobre los nazis. Escribieron seis panfletos más animando al pueblo alemán a oponer resistencia a su propio gobierno y a rechazar a Hitler. Fueron detenidos e interrogados. En el juicio confesaron y asumieron toda la responsabilidad y Sophie Scholl, con 21 años, antes de ser sentenciada a muerte, defendió sus actos pacíficos y proclamó haber hecho lo mejor que pudo por su nación.

Kasha Jacqueline Nabagesera, la activista por los derechos de los gais en Uganda

Kasha Jacqueline Nabagesera (Uganda, 1980) es una de las últimas activistas por los derechos LGTBI que queda en Uganda; la mayoría han sido asesinados o han tenido que huir del país. Después de ser golpeada, expulsada y acosada en varios colegios por vestir ropa de hombre y escribirle cartas de amor a otras mujeres, Nabagesera empezó a denunciar la homofobia en un país donde la homosexualidad es un delito, en la universidad y otros espacios sociales. A los 23 años, fundó Freedom and Roam Uganda (FARUG), una de las organizaciones por los derechos de las lesbianas, los gais, los transexuales, los bisexuales y los intersexuales (LGTBI) más importante de Uganda. A pesar del proyecto de ley que endureció, en 2009, los castigos a personas homosexuales, o sospechosas de serlo, Nabagesera continúa su labor desde FARUG y, además, fundó Bombastic,una revista LGTBI que tuvo más de dos millones de descargas en un año. Actualmente sigue desafiando las leyes injustas ante los tribunales ugandeses y declarando ante las Naciones Unidas.

Para comprender mejor el mundo

En la introducción de Mujeres rádicales del mundo se lee: "Sean del país o del siglo que sean, todas estas mujeres son apasionadas, decididas y absolutamente poderosas. Ante la duda o el peligro, desafiaron las tradiciones, rompieron las reglas establecidas y nada las hizo detenerse. Alzaron la voz, cantaron, escribieron, lucharon. La historia del mundo es inabarcable, increíble y fascinante. Pero muy a menudo lo que nos cuentan y lo que aprendemos se centra en las contribuciones y en las obras de los hombres. En este libro aprenderás cosas acerca de mujeres y hechos de los que quizá nunca hayas oído hablar, y de lugares en los que nunca has estado. Aprender lo que ha sucedido más allá de nuestras fronteras nos permite comprender mejor el mundo y puede ayudarnos también a aprender más sobre nosotros mismos".

AOL

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'