BLOGS
30/12/2018 10:54 CET | Actualizado 30/12/2018 10:56 CET

10 propósitos de año nuevo para el hombre igualitario

YOLANDA DOMÍNGUE
Propósitos de año nuevo para el hombre igualitario

Estamos a punto de estrenar el 2019 y con él las ilusiones, los sueños y los buenos propósitos para hacer todas aquellas cosas que en este año no pudimos llevar a cabo. A los tradicionales deseos de apuntarse al gimnasio, pedir un aumento de sueldo o comer más sano (lo que viene siendo el kit personal básico) se van añadiendo otros nuevos, que tienen más que ver con el contexto y nuestra relación con los demás. Algo fundamental si te consideras un ser humano del siglo XXI y te preocupa vivir en un mundo más justo es lograr la igualdad. Como la mayoría de consejos suelen dirigirse a las mujeres, este año vamos con una lista diseñada específicamente para ellos. Son (sois) una parte esencial del progreso.

  1. Declararse abiertamente feminista. ¡2019 es un año estupendo para salir de la caverna! Sólo hay que dar un paso al frente y decirlo con un poquito de convicción: "Hola, me llamo Pepe y soy feminista porque creo en la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres". Al hacerlo notarás que todo es mucho más luminoso y empiezas a respirar mejor. Dejar la cueva cuesta porque es el territorio que ya conoces, pero fuera te espera un mundo con muchísimas más posibilidades y unas vistas espectaculares. ¡Pruébalo y deja tu reseña en TripAdvisor!

  2. Informarse. Debatir sobre la igualdad no es una cuestión de opinión. No es como decidir entre lasaña de atún o de carne o si eres más de los Beatles o de los Rolling Stones. Para identificar los comportamientos machistas que están normalizados es necesario que alguien de tu alrededor te los revele. Puede ser un libro, una persona experta, un curso, una conferencia... Informarse y estudiar es la base para conseguir la igualdad. En este punto conviene matizar que es injusto exigir a las mujeres que hagan el trabajo docente que tú no has hecho previamente y mucho menos que te resuman en un tuit lo que a ellas les ha llevado años analizar. Si quieres ser un hombre igualitario ponte a empollar.

  3. Escuchar. Creer. Confiar. Uno de los gestos más importantes que necesitamos de los hombres es que nos escuchen. Parece algo muy simple, pero no lo logramos ni patrocinadas por Sonotone. Ahora lo que se lleva es insultar y buscar todo tipo de argumentos para negarlo todo y desacreditar. Imaginen que su pareja les dice un día "cariño, no soy feliz, tenemos que hablar" ¿La ignorarían y le dirían que todo es inventado para vivir de las subvenciones? Una parte de la humanidad está diciendo que necesita un cambio y la otra se niega a aceptarlo. No queremos dejar la relación, sólo pretendemos que sea mejor.

  4. No callarse ante la desigualdad. Sabemos que sois perfectamente capaces de explicar y argumentar (para muestra un mansplaining) pero cuando se trata de denunciar un trato injusto en el trabajo, en la familia o en los grupos de WhatsApp... se os come la lengua el gato. La desigualdad cotidiana no es inofensiva porque refuerza y avala la violencia estructural y en algunos casos desemboca en otra mayor. Cuando veas algo que te parece mal dilo, denúncialo y atrévete a llevar la contraria. Merece la pena, es por una buena causa.

  5. Ceder espacios a las mujeres. Cuenta con ellas en comités, premios, becas, conferencias. Si eres profesional exige siempre que también estén presentes tus compañeras. Si organizas eventos cuida que estén equitativamente representados hombres y mujeres. Es el primer paso para crear confianza y generar referentes. Gracias a ese empujón inicial conseguiremos que el día de mañana no sea algo buscado, sino que surja de manera natural.

  6. Revisar tu masculinidad. Ponte en duda. Cuestiona el estereotipo machista del que eres heredero. Es como hacerse un autoexamen: ¿expresas tus sentimientos?, ¿realizas cuidados domésticos?, ¿eres agresivo y/o violento?, ¿en qué medida te gusta la competición?, ¿pones tu salud en riesgo?... Es muy fácil darse cuenta que los hombres también tienen mucho que perder con el machismo, aunque disfruten de sus privilegios.

  7. No consumir/producir contenidos sexistas. Publicidad, pornografía, cine, humor o medios. Ya seas audiencia o creador de contenidos la cultura es clave para romper con los estereotipos limitantes y proyectar otras formas de relacionarse. No apoyes con tu dinero ni malgastes tu talento con mensajes que no estén a la altura de una sociedad igualitaria. Puedes empezar esta nochevieja eligiendo canales que no presenten a las mujeres sólo como carnaza.

  8. Ser menos individual. Ya sabemos que con referentes como He-Man o Cristiano Ronaldo las posibilidades de pensar en el colectivo se ven realmente limitadas. Pero open your mind y mira un poquito más allá de tu propio ombligo. Cada vez que realices un gesto piensa cómo afectará a quien tienes alrededor. El consumismo, los vientres de alquiler o la prostitución pueden satisfacer tus deseos individuales, pero a la vez están perpetuando redes de personas esclavas en condiciones infrahumanas.

  9. No insultar en redes. No me seas trol. Da la cara y argumenta. Es perfectamente respetable que no estés de acuerdo con algún tema, pero insultar y acosar sólo deja en evidencia tu machismo y tu violencia. No acoses ni alimentes con tu odio a otros trols. Las redes están para comunicarse no para buscar pelea.

  10. No matar, no violar, no abusar. Parece obvio y sin embargo cada año sigue aumentando la cifra de mujeres maltratadas y asesinadas en todo el mundo. Puede que este no sea tu caso, y aun así no estás exento de responsabilidad. Evitar que se llegue a este extremo es una tarea que nos atañe a toda la sociedad. La educación, la cultura, los medios y las leyes amparan día a día, gesto a gesto, esta desigualdad. Piensa qué puedes hacer desde el lugar que ocupas y de qué manera la puedes evitar.

¡Por un 2019 donde reine la igualdad!

ESPACIO ECO