TENDENCIAS
30/05/2014 09:12 CEST | Actualizado 30/05/2014 09:24 CEST

Google ya cumple con el derecho al olvido y crea un formulario para pedir la retirada de enlaces

EFE

Google ha habilitado una web para que los ciudadanos europeos ejerzan su derecho al olvido en internet. Tras la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), al buscador sólo le quedaba o irse de Europa o crear un mecanismo para que todo aquel que quisiera desaparecer del buscador pudiera hacerlo. Un comité de expertos verá caso por caso.

Sólo dos semanas ha tardado Google en encontrar la solución al problema en que le había metido la sentencia del caso que enfrentaba al buscador con el Reino de España y que reconocía el derecho de los ciudadanos a exigirle que no indexara aquellas páginas en las que aparecían datos personales que, a su juicio, les perjudicaran.

TE PUEDE INTERESAR: Google y el derecho al olvido en Internet: o se va de España o borra los enlaces con datos personales

La página, un formulario web, incluye un apartado para la información del usuario que quiera ejercer su derecho, los enlaces asociados a su nombre que quiere que se retire y una explicación que justifique porqué esos resultados de búsqueda son irrelevante, obsoletos o inadecuados.

La retirada de los enlaces del buscador no será automática. Como explica el buscador en un comunicado: “Google evaluará cada solicitud de forma individual e intentará buscar un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información”.

En concreto, al evaluar cada solicitud, Google examinará si los resultados incluyen información obsoleta sobre el solicitante, así como “si existe un interés público por esa información (por ejemplo, información sobre estafas financieras, negligencia profesional, condenas penales o comportamiento público de funcionarios del gobierno)”.

Lo que no deja claro el comunicado ni el formulario de registro es qué hacer si una petición es rechazada o si se puede ejercer este derecho ante Google de forma independiente de las actuaciones que pueda iniciar la Agencia Española de Protección de Datos si un ciudadano español le pide que intervenga en su caso.

ADEMÁS: