Desastre español en Champions: Barça y Atleti quedan eliminados por PSG y Dortmund

Desastre español en Champions: Barça y Atleti quedan eliminados por PSG y Dortmund

Los culés cayeron 1-4 frente a los parisinos y los colchoneros perdieron 4-2 en Alemania.

El delantero del FC Barcelona Raphinha se lamenta durante el partido frente al PSGEFE / Alejandro García

Noche de pesadilla para los equipos españoles en Champions. Pese a que tanto FC Barcelona como Atlético de Madrid llegaban con ventaja a sus respectivos partidos de vuelta, ambos han quedado apeados de la máxima competición europea en cuartos de final.

Por una parte, el FC Barcelona no supo aprovechar el triunfo en París por 2-3 de la ida y cayó por 1-4 ante un PSG que fue muy superior. Pese a que los culés se adelantaron en el electrónico en el minuto 12 por medio de Raphinha, la expulsión de Ronald Araujo a la media hora de juego tras cometer una falta siendo el último hombre condicionó enormemente el encuentro.

Por otro lado, el Atlético de Madrid se despidió de Europa tras un encuentro con incontables altibajos en el Signal Iduna Park de Alemania. Aunque el Borussia Dortmund se marchó al descanso por delante en la eliminatoria con un marcador de 2-0, los colchoneros lograron ponerse 2-2 en los primeros 20 minutos de la segunda mitad. Sin embargo, dos goles en menos de cinco minutos del Dortmund, en el 71 y en el 74, sepultaron las ambiciones europeas de los del Cholo Simeone.

FC Barcelona 1-4 PSG

El encuentro comenzó en el Estadi Olímpic Lluís Companys tal y como se esperaba, con el PSG buscando la portería culé para remontar el 2-3 del partido de ida en París. El conjunto de Luis Enrique se hizo claro dominador de los primeros compases del choque.

Sin embargo, el primer acercamiento del FC Barcelona acabó en gol. En el minuto 12, Raphinha abrió la lata y golpeó moralmente al PSG. El brasileño remató como pudo, casi con la rodilla derecha, un gran centro de Lamine Yamal tras dejar atrás a Nuno Mendes.

Poco después, en el 29, llegó la jugada que marcó totalmente el encuentro y también la eliminatoria. Tras una pérdida de Araujo, el PSG armó una contra y el propio futbolista uruguayo tiró a Barcola cuando este encaraba a Ter Stegen.

El árbitro pitó falta fuera del área, no penalti, pero el escenario fue peor: expulsión con roja directa de Ronald Araujo. El Barça perdía, con 60 minutos mínimo por jugar, a su mejor defensor ante uno de los mejores ataques del mundo. En caliente el uruguayo, que puso su manos sobre el hombro del joven extremo galo, optó por intentar evitar el gol. Lo que vino fue peor.

En el minuto 40, desde el segundo palo y de primeras con la derecha, Ousmane Dembélé respondió a los abucheos continuados de su antigua afición con un gol que empató el partido. Posteriormente, en el 55, se cumplieron los peores pronósticos. Vitinha, que ya marcó en la ida, golpeó de lejos y anotó un gol que se veía venir.

Justo después del gol del jugador portugués, el Barça tuvo una ocasión para volver a romper el partido, pero a Ilkay Gündogan le faltó puntería. Una pizca, solo. Porque su tiro dio en el palo, con Donnarumma batido.

El balón no quiso entrar y el Barça, además de sin Araujo y sin empate, se quedó también sin entrenador por ver la roja directa Xavi Hernández, que pateó una protección de la cámara cercana a la línea de centro del campo. También fue expulsado el entrenador de porteros, José Ramón de la Fuente.

¿Algo podía salir peor? Sí. João Cancelo, en el 61, cometió un penalti innecesario a Ousmane Dembélé, cuando este salía del área. La pena máxima fue transformada por Kylian Mbappé para poner por delante en la eliminatoria al PSG.

Ya en el minuto 89, con el Barça totalmente volcado arriba, en un contraataque parisino llegó el definitivo 1-4, obra también de Mbappé, que selló el pase del PSG de Luis Enrique a las semifinales de Champions.

Borussia Dortmund 4-2 Atlético de Madrid

En un Signal Iduna Park a rebosar, el duelo empezó vertiginoso. Antes de llegar al minuto 3, César Azpilicueta justificó su titularidad salvando el 1-0 con Oblak ya vencido. Respondió el Atlético de inmediato, en un balón largo de Axel Witsel que peinó Antoine Griezmann y habilitó a Álvaro Morata para marcharse en velocidad, casi solo, hacia la portería defendida por Gregor Kobel. El número 19 colchonero, ante la rápida salida del guardameta a sus pies, picó la pelota pero no encontró portería.

El primer gol del Borussia Dortmund llegó en el minuto 34 por medio de Julian Brandt. Molina, en su afán por evitar que un balón saliera por la banda, le regaló el esférico al equipo local, que montó un ataque muy arriba. El central Mats Hummels, en línea de tres cuartos, vio a Brandt meterse por un hueco entre el propio Molina y Witsel, y le asistió con un bonito golpeo de tres dedos.

Brandt domó la pelota, se perfiló y disparó por abajo con la zurda, batiendo a un Oblak que probó sin fortuna desviar con la pierna. Apenas cinco minutos más tarde, el cuadró alemán logró el 2-0 a raíz de otro fallo de Molina. Sin intensidad y perdido en su marcaje, el lateral argentino no se zafó de un Ian Maatsen que halló el camino para entrar al área.

El lateral del conjunto alemán esprintó, recibió un oportuno taconazo de Sabitzer y marcó con un zurdazo raso al palo más lejano. Necesitaban los colchoneros alcanzar el descanso y lo aprovechó el 'Cholo' Simeone para hacer tres sustituciones. Pablo Barrios y Rodrigo Riquelme relevaron a los carrileros y Ángel Correa reemplazó arriba a un discreto Morata.

Y precisamente Correa agitó el partido con dos llegadas al área de Kobel, una por cada banda, que precedieron al 2-1. En un córner sacado al segundo palo en el minuto 49, Mario Hermoso se elevó más que nadie y cabeceó a portería; Hummels puso el pie en la trayectoria del balón, lo tocó, le cambió la ruta y, sin querer, batió a su guardameta. Un autogol que animó al Atlético para buscar el empate, primero con un derechazo alto de De Paul y luego con una oportunidad clarísima de Correa.

Koke Resurrección, con más oxígeno en la medular gracias al brío de Riquelme, filtró un pase para que el '10' colchonero se colase a la espalda de la zaga teutona y se plantase delante de Kobel, como había hecho Morata en la primera mitad. Quiso ajustar tanto su remate que Correa falló, pero no aflojó y halló premio a su insistencia en el minuto 64.

Llegó a sus botas un centro en el lado derecho del área aurinegra, avanzó metros y centró al lado opuesto para la llegada de Riquelme, cuyo disparo fue repelido por Kobel; Correa estaba atento al rechace, remató a la primera, fue taponado y, ya sí, a la segunda hizo de volea el 2-2.

Terzic reaccionó entonces retirando a Adeyemi para confiar en Bynoe-Gittens, y ahí se forjó el 3-2 en el minuto 71. Brandt conectó con Sabitzer, que centró al punto de penalti y saltó Füllkrug más que Giménez para cabecear con maestría casi a la escuadra más alejada.

Solo tres minutos más tarde, en el 74, el Dortmund volvió a ponerse por delante en la eliminatoria tras marcar el 4-2 gracias a un omnipresente Sabitzer. En una asistencia que buscaba a Füllkrug, Giménez despejó tirándose al suelo y eso generó un resquicio en la defensa colchonera. Sabitzer recogió la pelota en la corona del área, perfiló su zurdazo y con un golpeo seco metió el gol en la cepa del poste tras superar varias piernas.

A la desesperada buscó el Atlético otra remontada, pero esta vez sin el ahínco preciso, y estuvo cerca de pagarlo aún más caro. Oblak evitó el quinto gol germano en dos ocasiones, un tiro a bocajarro de Füllkrug y más adelante un zurriagazo de Sabitzer con la zurda desde fuera del área.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Salió al campo Saúl Ñíguez en la recta final, pero Simeone se quedó sin alternativas que impidieran otra debacle de los colchoneros en la máxima competición continental.