El Real Madrid se mete en semifinales de Champions tras eliminar al City en los penaltis

El Real Madrid se mete en semifinales de Champions tras eliminar al City en los penaltis

Un proverbial Lunin salva a los de Ancelotti después de aguantar el asedio de los ingleses. El Bayern de Múnich espera ahora a los blancos en la siguiente fase.

Lunin, portero del Real Madrid, felicitado después de ganar al Manchester City.Mike Egerton

El Real Madrid ya está en semifinales de Liga de Campeones. El conjunto de Ancelotti, con un proverbial Andriy Lunin, ha resistido el asedio del City durante los noventa minutos del tiempo reglamentario, los treinta de la prórroga (1-1; 3-4, en los penaltis) y ha conseguido darle la vuelta a una tanda de penaltis que empezó mal con el fallo de Luka Modric y que, gracias al portero blanco, salvó para firmar el primer triunfo de su historia en el Etihad Stadium en su sexta visita.

Después del empate de la ida en el Santiago Bernabéu, los de Carlo Ancelotti se tomaron la revancha de la eliminación la temporada pasada a manos de los de Guardiola y, además de cortar la racha de los ingleses en la Champions -no perdían en casa desde 2018-, han destronado al vigente campeón para afianzar su candidatura a la 'Decimoquinta'.

El vigente campeón pudo hacerlo mejor, como demostraron en ese cambio de tercio y en la reanudación, con un asedio total sobre un Lunin decisivo ya antes de ganarse el titular con creces, hasta que lograron el 1-1 de Kevin de Bryune. Tras el tiempo extra donde el desgaste se dejó notar, los penaltis encumbraron al meta ucraniano de 25 años, líder de un nuevo episodio épico del Madrid en Europa.

El City salió seguramente como acostumbra en casa, donde se siente favorito con más de 40 partidos seguidos sin perder, incluso recordando el 4-0 a los blancos el año pasado. Un equipo temible que quiso ganar con los galones y, a eso, el Madrid era el favorito. Los de Ancelotti cumplieron mejor con su plan: intensos en tres cuartos de campo, y sobre todo, si los celestes se acercaban a Lunin.

El meta visitante fue el primero que dio seguridad a los suyos, con mucho balón aéreo, mucho saque de esquina cerrado. Después, con Jude Bellingham, y cualquiera que viese la opción de correr en verdad, el Madrid buscó petróleo arriba. La falta de mordiente del City se vio en una presión partida y poca contundencia atrás, con hasta siete jugadores en el repliegue defectuoso del 0-1.

Un patadón a Bellingham, el inglés abrió a Vinícius y en el punto de penalti encontró solo a Rodrygo, que tuvo dos remates para batir a Ederson a los 12 minutos. Encajar le vino bien incluso al City para meter algo más de sangre al asunto, pero el Madrid logró un guion que sabe interpretar. Un bloque bajo con el peligro de los dos brasileños más Fede Valverde a la salida, aunque no lo aprovechó.

La sensación de peligro visitante fue disminuyendo y los de Guardiola tuvieron sus minutos de asedio, donde su presión sí era efectiva y las ocasiones fueron llegando. De Bruyne apareció dos veces en línea de fondo, pero Lunin cortó los pases a Haaland. Con todo, el noruego cazó un rechace en una y la mandó al larguero.

También probó desde fuera del área el equipo inglés, sin puntería, y los de Ancelotti se fueron con motivos para creer al descanso, por su gol y su actuación defensiva, una doble victoria parcial sobre el City. Sin duda, al descanso Guardiola pidió más a los suyos y el líder de la Premier lo puso sobre el césped.

El Real Madrid tira de épica

El equipo local metió una marcha más a su conducción y cada ataque fue peligro por arriba y por abajo para Lunin. Un asedio total sin respiro para el Madrid, con un rival bien metido, también en defensa esta vez, expeditivo en las amarillas a Grealish y Gvardiol. Sin quebrar el muro visitante, Guardiola terminó moviendo ficha: Grealish por Jérémy Doku, y por ahí rompió el City.

El belga pudo con Carvajal y, en un mal despeje de Rüdiger, apareció De Bruyne para ponerla lejos del alcance de Lunin (1-1). El centrocampista belga perdonó un par más antes de que la prórroga llegase a Mánchester, después del decimoquinto córner (15-0) para los locales, que perdonó Haaland en su último servicio. El noruego, de nuevo bien vigilado por la zaga blanca, se marchó lesionado y sin protagonismo una vez más contra el conjunto español.

Sin embargo, los de Ancelotti, que metió a Luka Modric y Brahim, tenían un papel secundario en el partido, en medio del desgaste total, con Vinícius, tras verse anulado por Walker por última vez, y Carvajal pidiendo el cambio por lesión. En el tiempo extra siguió a merced de la intensidad de un City rebelado desde el descanso a ceder su territorio en Champions. Volvió la defensa numantina del Madrid con la eliminatoria mirando a los penaltis.

La fatiga también pasó factura sin duda en los ingleses, que tuvieron que prescindir de un faro como De Bryune. Ahí perdió en ideas el equipo de Guardiola y, desde los 11 metros, el Madrid sacó su idilio con la competición. Lunin dio vida a los de Ancelotti deteniendo el tiro de Bernardo Silva después de que Modric fallara el suyo. Después hizo lo propio con el de Kovacic.

Con esa merma, el City se vio apeado de su defensa del título y, el Madrid, con el decisivo lanzamiento de Rüdiger, a semifinales contra el Bayern de Múnich, quien eliminó este mismo miércoles al Arsenal. Favorito de nuevo en 'su' competición para tratar de abrochar la 'Decimoquinta', un Madrid que, por fútbol o por literatura 'Champions', parece jugar en otra liga en Europa.

Real Madrid vs. Bayern Múnich, el clásico de Europa

Seis años después, llega la reedición de la semifinal más repetida en la Copa de Europa. Hasta ocho veces se han enfrentado el Real Madrid y el Bayern Múnich en la última fase de la Liga de Campeones antes de la final, con un balance favorable al conjunto alemán, vencedor en cuatro ocasiones. Sin embargo, el conjunto blanco domina la historia reciente, con una racha de seis triunfos y un empate en los últimos enfrentamientos.

En las siete semifinales que disputaron Real Madrid y Bayern, que fue la bestia negra madridista hasta el 2000, el conjunto español se impuso en las dos últimas. Con exhibición ante el equipo dirigido por Pep Guardiola, con triunfos 1-0 y recital 0-4 en el Allianz Arena en 2014, donde volvió a vencer en su última visita, 1-2 en 2018, antes de superar la eliminatoria con un empate a dos tantos en el último encuentro disputado.

En el historial de enfrentamientos del encuentro más disputado en la Copa de Europa (26) muestra máxima igualdad con doce triunfos madridistas, once del Bayern y tres empates. En la última eliminatoria celebró sus 'bodas de plata' un duelo que se inició el 31 de marzo de 1976 en la semifinal de la Copa de Europa 1975/76 en el Santiago Bernabéu, los dos colosos se han encontrado en veinticuatro partidos.

El balance, que en sus inicios fue bastante favorable al conjunto bávaro, lo igualó el Real Madrid en las dos últimas décadas. Ganó en sus tres últimas visitas a Múnich, en un estadio donde perdió en sus siete primeras visitas no venció hasta la undécima, en las semifinales de la edición 2013/14 con una exhibición, 0-4 con goles dobletes de Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

El Bayern fue derrotado por el Real Madrid en su camino a la conquista de la octava, la novena, la décima y la duodécima Copa de Europa.