El fin de la nevera puede estar cerca: este invento refrigera sin necesidad de luz

El fin de la nevera puede estar cerca: este invento refrigera sin necesidad de luz

Y está pensado para que consuma el mínimo de energía.

Una persona abriendo la neveraGetty Images

La joven diseñadora alemana Lea Lorenz ha elaborado un artefacto con el que almacenar algunos alimentos, como frutas y verduras, de tal forma que permanezcan fríos, pero sin necesidad de hacer uso de la electricidad. Se llama Tony

Se trata, según recoge en la página web de la propia Lorenz, de un artilugio que funciona con el mismo mecanismo que las vasijas de barro: el principio de enfriamiento evaporativo. De hecho, se trata de una reinterpretación del método tradicional de enfriadores elaborados a base de barro.

El invento de Lorenz consiste en varios envases individuales disponibles en tres tamaños diferentes que ofrecen la posibilidad de apilarlos. Cada uno de ellos incorpora su propio recipiente en el que dejar los alimentos que se quieran conservar, así como un depósito para agua y una tapa. 

La forma en la que logra mantener los productos más o menos fríos es porque la arcilla con la que están elaborados los envases es porosa. Esta puede absorber el agua que se deja en los depósitos y, de esta manera, quedan frías las paredes del recipiente

La temperatura a la que se queda el interior de la caja es de entre 13º y 17º C. Por lo tanto, según recoge en su propio blog, genera "condiciones de almacenamiento óptimas para frutas, verduras", además de algunos productos horneados que no requieren de almacenamiento frigorífico. 

Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

Además, la diseñadora recoge en el mismo blog, "la arcilla raku utilizada para la producción procede de la región de Westerwald". Esta "evita largas rutas de transporte y, por tanto, emite menos CO2" y, una vez ya está elaborada el envase, "las calderas de arcilla se cuecen a la temperatura más baja posible", de tal manera que consuma el mínimo de energía.