La Navidad suena a villancincos, sabe a turrón y ¿a qué huele?
  • EL HUFFPOST CON AMBIPUR

La Navidad suena a villancincos, sabe a turrón y ¿a qué huele?

A vainilla, manzana y canela; esa es la propuesta de Ambipur.

El aroma de la Navidad.Getty Images/iStockphoto

Comenzar el último mes de año es preparar la llegada de las fiestas más especiales: las navidades. Queda inaugurado entonces el torbellino de reuniones con familias y amigos, de compras, de preparativos y de cenas y comidas de Navidad.

Pero además de ir y venir con bolsas repletas de regalos, de escaparates con gorros de Papa Noel y de luces en las calles, hay otros muchos detalles que evidencian que sí, que la Nochebuena y la Nochevieja cada vez están más cerca.

Los sonidos 

Aunque cada año la campaña navideña es más tempranera, lo cierto es que es el ruido de las bolas en el bombo y las voces de los Niños de San Ildefonso los que de verdad marcan el pistoletazo de salida de las fiestas. Después llegará el sonido del descorche de la botella de champán con la que los afortunados riegan su felicidad.

Claro que, si hay un sonido que caracteriza la Navidad, esos son los villancicos, —que hacen las delicias de unos y espantan a otros—. Desde los más tradicionales, como Campana sobre Campana o El tamborilero, hasta los más actuales, como Last Christmas de Wham! o el superexito All I Want For Christmas Is You de Mariah Carey. 

Las Campanadas, las risas, lo besos de los reencuentros y los gritos de emoción de los niños al desenvolver los regalos que les han traído los Reyes Magos también son parte de la banda sonora de la Navidad.

Los sabores 

Bandeja de turrones de Navidad.Mª Angeles Tomás

Como toda fiesta tradicional que se precie, la Navidad tiene su propio sabor —¡vaya que si lo tiene!—: el dulce del turrón, los mazapanes, los polvorones y el roscón de Reyes. 

Pero además, el del salado del cordero asado, del besugo al horno, de los embutidos y del resto de viandas que se sirven en Nochebuena y Nochevieja. Noches en las que los aromas de todos esos exquisitos platos también inundan las cocinas y los salones de los hogares.

Los aromas

Claro que, pasadas las horas, esos sugerentes y apetitosos aromas de los fogones terminan causando el efecto contrario y una sensación desagradable en el ambiente que puede llamar la atención de los invitados y molestar. 

El olor de la cocina, después de una jornada a pleno rendimiento, y del salón, que durante horas ha sido el escenario de un numeroso encuentro familiar —por no hablar del baño que es la jornada que más tránsito registra del año—, espesan la atmósfera y ya no la hacen tan acogedora .

Los olores deliciosos y sugerentes de la Navidad tienen que ser los de la vainilla, el azúcar tostado, el jengibre, la canela, el chocolate, las hierbas aromáticas... Perfumes que evocan un ambiente cálido, de paz, de felicidad y de momentos especiales. 

Solo buenos olores

Fragancias de Navidad de Ambipur.

Disfrutar de estos aromas y que tu casa huela a Navidad es muy fácil gracias a Ambipur. Por segundo año consecutivo, acerca las fragancias típicas de la Navidad a través de dos ediciones limitadas: Cookie de Vainilla y Manzana y Canela. Un invitado perfecto ya que combate los malos olores, refresca y dura.

Ambas fragancias se encuentran en dos formatos para poder trasladarnos a la Navidad sin salir de casa:

En su versión eléctrica, Ambipur 3Volution. Un ambientador que alterna tres fragancias distintas cada 45 minutos para que no llegues a acostumbrarte al olor, con una duración de hasta 90 días*.

Ambipur Baño, que combate los malos olores y refresca, con una duración de hasta 50 días. No necesita pilas ni electricidad.

*Si se utiliza 12 horas al día en la posición mínima