Los mensajes del doble álbum secreto de Taylor Swift, 'The Tortured Poets Department', a sus ex

Los mensajes del doble álbum secreto de Taylor Swift, 'The Tortured Poets Department', a sus ex

La cantante ha publicado el álbum, en un principio compuesto por 16 canciones, este viernes y ocho horas después ha sacado por sorpresa otras 15 canciones, lo que lo hace un disco doble.

Taylor Swift en su concierto en Singapur como parte de 'The Eras Tour'.Ashok Kumar/TAS24

Taylor Swift no deja de sorprender a sus seguidores. La cantante estadounidense ha publicado este viernes su disco The Tortured Poets Department, un trabajo que ya venía acompañado pistas, como tiene acostumbrados la cantante, y de numerosos easter eggs para los fans a través de una instalación colocada en Los Angeles (EEUU).

Pero este no era el único as que se guardaba la compositora bajo la manga. Aunque ha tenido que hacer frente a la filtración de este último trabajo 48 horas antes de su publicación, ha sorprendido con otros 15 temas que se han sumado a los 16 iniciales apenas ocho horas después. Definitivamente y después de muchos rumores, The Tortured Poets Department era un disco doble.

Así lo ha confirmado ella misma en sus redes sociales: "Es una sorpresa a las 2 de la madrugada: The Tortured Poets Department es un álbum DOBLE secreto. ✌️ Había escrito mucha poesía torturada en los últimos 2 años y quería compartirla toda con ustedes, así que aquí está la segunda entrega de TTPD: The Anthology. 15 canciones adicionales. Y ahora la historia ya no es mía… es toda tuya", ha escrito.

Este disco, de carácter nostálgico y con marcadas referencias a poetas, cantantes y celebrities de este siglo y del pasado, está marcado por la ruptura con Joe Alwyn, tal y como compartió ella misma con sus playlist sobre las fases del duelo. Este disco lo compuso tras la ruptura con el actor y, de hecho, el propio título va de él ya que formaba parte de un chat de WhatsApp junto a otros actores como Paul Mescal o Andrew Scott llamado The Tortured Man Department.

Pero el disco está marcado de directas y de indirectas a Alwyn, la primera en la primera canción Fortnight, junto a Post Malone, que podría hacer referencia a la quincena que antes que su ruptura se hiciera pública cambió la canción de ruptura The 1 de folklore por Invisible String, que hablaba de cómo el destino los separaba. 

Una de las letras más directas contra el actor es la de So long, London, inspirada en la época que vivió en la capital británica junto a él tras el lanzamiento de Reputation en 2017. "Juraste que me amabas, pero ¿dónde estaban las pistas? Morí en el altar esperando las pruebas", canta la artista, que canceló su matrimonio con Alwyn. "Estoy molesta de que me hayas dejado darte toda esa juventud por nada", añade en la canción.

Además de a Awlyn, Swift también ha incluido referencias al que sería su siguiente pareja Matty Healy, líder de la banda The 1975, al que hace referencia en varias ocasiones por sus públicamente sabidas adicciones, pero también por sus gustos musicales.

"En público me exhibiste / Luego te hundiste drogado en el olvido drogado", canta en The Smallest Man Who Ever Lived, que también permite ver con su título un retrato del propio cantante.

"Él me envió Downtown Lights / No lo he escuchado en mucho tiempo / ¿Se me permite llorar?", canta en Guilty as Sin? en una clara referencia a Healy y una de sus bandas de referencia, la escocesa Blue Nile.

También en la canción homónima de este trabajo, la cantante carga contra las ínfulas de grandeza, tanto de Alwyn como de Healy: "Tú no eres Dylan Thomas y yo no soy Patti Smith".

De una cajonera a las playlist del duelo, lo que Swift ya había adelantado

La instalación efímera de una biblioteca en Los Angeles fue una de las pistas que dio Swift sobre este nuevo trabajo, que anunció por sorpresa al ganar el Grammy a Mejor álbum del año. 

En esa instalación colocó 72 buzones, de los cuales solo seis estaban abiertos con notas dentro o pétalos de flores. Esta cifra no era casualidad, ya que estuvo con él seis años, lo que suponen 72 meses.

En esa instalación también había otros detalles como un jarrón con lavanda seca, un guiño a su tema Lavender Haze (bruma de lavanda) del disco Midnights en el que hablaba de la primera fase del enamoramiento, pero al estar seca podría significar que es un amor que se acabó. Lo mismo sucede con unas telas blancas con encaje, similares a los velos de novia, que podría hablar de la boda que nunca llegó a llegar con Alwyn.

Antes del lanzamiento, también compartió cinco playlist en Apple Music, que muchos fans identificaron con las cinco fases del duelo propuestas por la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

La primera sería era I love you, it’s ruining my life (Te quiero estás arruinando mi vida) que representaba la fase de negación en la que se incluían temas como Betty, Cruel Summer, Lavender Haze o Lover. Tras esta, You don’t have to tell me about sad (No me hables de tristeza) que sería sobre la fase de ira e incluye canciones como Mad woman, Dear John, Better than revenge o Mr. Perfectly Fine.

La tercera, la de negociación, se titulaba Am I allowed to cry? (¿Tengo permitido llorar?) con temas como Death by a thousand cuts, Peace, The Story of us o Cornelia Stret. La fase de depresión se correspondería con la cuarta lista, titulada Old habits die screaming (Los viejos hábitos mueren gritando) e incluiría los temas más descorazonadores como Champagne problems, All too well y Last Kiss.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Para la última fase, Taylor manda un mensaje claro de superación y trabajo con el título I can do it with a broken heart (Puedo hacerlo con un corazón roto) con temas como You’re on your own, Kid, August, Happiness y Begin again.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Marina Prats es periodista de Life en El HuffPost, en Madrid. Escribe sobre cultura, música, cine, series, televisión y estilo de vida. También aborda temas sociales relacionados con el colectivo LGTBI y el feminismo. Antes de El HuffPost formó parte de UPHO Festival, un festival urbano de fotografía en el marco del proyecto europeo Urban Layers. Graduada en Periodismo en la Universidad de Málaga, en 2017 estudió el Máster en Periodismo Cultural de la Universidad CEU San Pablo y en 2018 fue Coordinadora de Proyecto en la Bienal de Arte Contemporáneo de Fundación ONCE. También ha colaborado en diversas webs musicales y culturales. Puedes contactarla en marina.prats@huffpost.es