Hannah Gutiérrez-Reed, armera de 'Rust', condenada a 18 meses de cárcel por la muerte de Halyna Hutchins

Hannah Gutiérrez-Reed, armera de 'Rust', condenada a 18 meses de cárcel por la muerte de Halyna Hutchins

Un tribunal considera que es culpable de homicidio involuntario.

La armera de la película 'Rust', Hannah Gutierrez-Reed, en un momento del juicio.Jim Weber

El caso por la muerte accidental de Halyna Hutchins, la directora de fotografía durante el rodaje de Rust, alcanza una nueva dimensión tras años de polémica. Este lunes, la que fuera jefa de armas del filme, Hannah Gutiérrez-Reed, ha sido condenada a 18 meses de cárcel.

Así lo ha determinado un tribunal de Nuevo México (EEUU) tras haber sido hallada culpable de homicidio involuntario, como declaró el órgano a comienzos de marzo. Entonces, absolvieron a la acusada de otro cargo de manipulación de pruebas.

Los hechos se remontan a finales de octubre de 2021. Entonces, el actor Alec Baldwin mató de forma accidental a Hutchins al disparar una pistola de atrezo que supuestamente era de fogueo y que no sabía que estaba cargada.

Gutiérrez-Reed es la primera persona en ser juzgada por este caso, al ser ella la responsable de cargar la pistola utilizada de forma fatal en el rodaje de Rust. En el incidente también resultó herido el director del filme, Joel Souza.

Según apuntó el tribunal, Gutiérrez-Reed actuó de forma negligente al no comprobar debidamente que la munición del revólver del calibre 45 usado en el rodaje no era real. Por ello añadieron en su postura que la muerte de la directora de fotografía fue una "consecuencia previsible" de la forma de proceder de la armera., 

Por su parte, la fiscal especial Kari Morrissey determinó en su alegato final que las acciones de la armera constituyeron un "incumplimiento asombroso" del protocolo de seguridad a la hora de grabar escenas con armas. Posteriormente, apuntó que Gutiérrez-Reed "fue negligente, descuidada, desconsiderada" y que estaba más "preocupada por su carrera" que por las víctimas, como informa la NBC.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Para la defensa, la culpa no debía recaer en la supervisora de armas, pero ha sido utilizada como chivo expiatorio. Su equipo legal intentó cuestionar cómo llegó la munición al rodaje y lo tenso de un ambiente en el que el equipo de producción había creado "condiciones realmente difíciles".