Estos son los microplásticos más peligrosos y las zonas en las que se depositan

Estos son los microplásticos más peligrosos y las zonas en las que se depositan

El tamaño, el ritmo de la respiración y su forma son determinantes para valorar sus efectos.

MicroplásticosGetty Images

“La contaminación del aire por fragmentos plásticos es ahora generalizada y la inhalación es la segunda vía más probable de exposición humana”, señala el doctor Suvash Saha de la Universidad Tecnológica de Sidney, coautor de un estudio sobre los efectos de los microplásticos que entran en el cuerpo humano a través de la respiración.

La finalidad de la investigación era precisamente comprobar qué sucede exactamente cuando los microplásticos entran en el cuerpo humano a través de la respiración y qué variables influyen en su movimiento y depósito en el sistema respiratorio.

A través de tomografías computerizadas pudieron observar que los microplásticos de mayor tamaño tienden a depositarse en las zonas superiores del sistema respiratorio, la nariz o la garganta, como ocurre con las partículas de polvo o humo.

Ahora bien, los fragmentos más pequeños pueden llegar a asentarse en los bronquiolos y alvéolos, donde se produce el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre el pulmón y la sangre.

La segunda variable que se estudió fue el ritmo respiratorio y se observó que cuando la respiración es más acelerada, los fragmentos tienden a depositarse en las áreas superiores del sistema. Una inhalación más lenta y profunda, de reposo o meditación, facilitan que se depositen en lo más profundo de los pulmones.

El tercer factor determinante es la forma de los microplásticos: si son esféricos tienden a penetrar y alojarse más profundamente en el sistema respiratorio.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

"La evidencia experimental ha sugerido firmemente que estas partículas de plástico amplifican la susceptibilidad humana a un espectro de trastornos pulmonares, incluida la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la fibrosis, la disnea (dificultad para respirar), el asma y la formación de los llamados nódulos de vidrio esmerilado", concluye el doctor Saha.