La familia de Álex, el español ingresado por pancreatitis severa en Tailandia, pide su repatriación urgente

La familia de Álex, el español ingresado por pancreatitis severa en Tailandia, pide su repatriación urgente

Tras dos intentos infructuosos de trasladarlo a España, solicitan que intervenga Defensa.

Imagen de archivo de una persona hospitalizada.Getty Images

"Estamos metidos en una película de terror". Así define Usoa Martínez, mujer de Alexander García Galas, sus vacaciones en Tailandia, en Telecinco después de que él tuviera que ser ingresado por una pancreatitis aguda.

García, de 36 años, se encuentra en estado "crítico", una situación ante la que su familia ha pedido que sea repatriado a través de la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire (UMAER), como informó EFE.

Antes de viajar, el médico que le atendió en España le dijera que las molestias que sufría eran debidas a "gases" y que no tenía "nada". Una vez en el país asiático, adonde la pareja acudió con una póliza de seguros, el hombre comenzó a "sentirse mal", por lo que fue hospitalizado con una "pancreatitis necrotizante de origen biliar a un 30 %", relató a EFE su prima y portavoz de la familia, Janire Galas.

Transcurrido un mes, explicó Galas, el seguro hizo un primer intento de repatriación a través de una línea aérea regular, acompañado por un médico, aunque el viaje se frustró porque, al ir a embarcar, el piloto no lo permitió debido a que estaba "vomitando", tras lo que ingresó en un segundo hospital, el Samitivej de Bangkok, donde además le detectaron una neumonía entre otras complicaciones.

De esta manea, su situación fue "empeorando", hasta que sufrió un "paro cardíaco" que obligó a intubarlo y el hospital empezó a referir una serie de "incongruencias" a la familia que, según Galas, los allegados del enfermo "no entendían".

En paralelo, los parientes contactaron con la aseguradora para pedir que fuera repatriado en una ambulancia aérea, a lo que la compañía respondió que esta posibilidad "no se contemplaba en la póliza", a pesar de que, según Galas, en este documento aparece un apartado con la frase "repatriación ilimitada".

Finalmente, ante el "empeoramiento" de la situación, la familia hizo el "esfuerzo" de contratar una ambulancia aérea privada con dos médicos que fueron a Tailandia a ver al enfermo, pero un día antes de la repatriación la aseguradora comunicó la existencia de un "excedido" de la póliza con una factura que "había que pagar".

Galas recuerda que, de esta manera, llegado el momento, una hora antes del viaje, la Administración del hospital reclamó un abono de 26.500 euros que faltaban por satisfacer, un pago que obligó a los allegados del enfermo a "endeudarse aún más".

El afectado llegó así "superalterado" al aeropuerto, donde los encargados del segundo intento privado de repatriación le hicieron un chequeo que determinó que necesitaba 30 litros de oxígeno, cuando el informe del hospital reflejaba que precisaba cuatro, por lo que decidieron romper el contrato, no trasladarlo y devolverlo al hospital. Ante esta coyuntura, la embajada de España les comunicó que "aparte de los visados y los pasaportes no pueden hacer nada", según Galas.

Este lunes los allegados del enfermo recibieron un informe del hospital en el que se les aclara que aún es posible que el enfermo sea repatriado si se hace en un avión medicalizado, si bien se les advierte de que debería de "volar ya" y que debería hacerlo "lo más rápido que se pueda porque hay riesgo de hemorragia interna severa".

El informe advierte asimismo de que la pancreatitis necrotizante aumentó "del 30 % al 50 %" y de que "los antibióticos que están usando ya no le hacen nada".

La portavoz familiar desveló además que "el hospital facturaron 140.000 euros simplemente para estabilizar" al paciente, pero sin "tocar" una enfermedad que, según refiere este centro, "se tiene que tratar en España".

Ante esta situación, la familia pidió este lunes que la repatriación se lleve a cabo a través de la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire, al tiempo que ha abierto una iniciativa de crowdfunding en internet para solicitar ayuda para sufragar los gastos derivados de esta coyuntura.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Este martes, Usoa ha asegurado en Telecinco que Álex "está desesperado y necesita estar con su familia". Ha podido hablar con la ministra de Defensa, Margarita Robles, porque este momento, un avión militar "es la única manera de poder traerlo". Desde Defensa, afirma la cadena televisiva, les han asegurado que están estudiando el caso y que harán lo posible por ayudarlos.