Un estudio encuentra al gran enemigo del ADN es una sustancia del día a día

Un estudio encuentra al gran enemigo del ADN es una sustancia del día a día

Los expertos comenzaron a investigar a partir de un estudio relacionado con el síndrome AMeD, que es un trastorno del envejecimiento prematuro.

Dos personas se dan las manosGetty Images

La lucha contra el envejecimiento es una batalla que muchos y muchas se han propuesto librar. Un estudio que han llevado a cabo varios investigadores de la Universidad de Nagoya (Japón) ha concluido que existe un compuesto que daña el ADN y que, a su vez, está relacionado con el envejecimiento. 

Se trata del aldehído. Y, desde la universidad nipona, los expertos han concluido que, gracias a su descubrimiento, se ha arrojado algo de luz sobre algunas patologías y enfermedades que guardan algún tipo de vínculo con el envejecimiento rápido

Antes de la investigación, ya era sabido que los aldehídos podían resultar perjudiciales para la salud humana, dado que dañan el ADN. Sin embargo, con esta nueva investigación, se ha podido comprobar que también benefician al envejecimiento de las células. 

Según recoge La Razón, los expertos comenzaron a investigar a partir de un estudio relacionado con el síndrome AMeD, que es un trastorno del envejecimiento prematuro. Que, a su vez, también está relacionado con el motivo por el cual a algunas personas se les coloran de rojo los ojos tras ingerir alcohol. 

El AMeD se caracteriza por un funcionamiento incorrecto de la enzima aldehído. Cuando los niveles de este tipo de enzimas no son muy altos los acetaldehídos, resultantes del proceso de metabolización que hace el hígado del alcohol, se terminan acumulando. 

Y, por lo tanto, las personas que tienen este tipo de patología tienen más probabilidades de desarrollar algún tipo de cáncer, recoge el ya citado medio, de padecer algún tipo de patología relacionada con el consumo de alcohol

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Los investigadores han concluido en su último estudio que estos aldehídos resultan perjudiciales porque reaccionan tanto con el ADN como con las proteínas. De esta manera, hace que formen enlaces cruzados entre los dos elementos y el efecto que surte es el de bloquear algunas enzimas que resultan importantes para los procesos de mantenimiento celular.