Descubre las ventajas de alquilar una casa vacacional en Gran Canaria

Descubre las ventajas de alquilar una casa vacacional en Gran Canaria

Cada vez más turistas optan por alquilar una villa durante sus vacaciones.

Casa vacacional en Gran Canaria.

Gran Canaria atrae cada año a un mayor número de turistas tanto nacionales como internacionales, atraídos por el agradable clima primaveral del que goza durante todo el año, sus hermosas playas y sus impresionantes dunas, la hospitalidad de sus gentes y su deliciosa gastronomía. Son muchos quienes comparan la isla con un pequeño continente en miniatura, perfecto para una escapada en cualquier momento del año y con atractivos y experiencias para ofrecer a todo tipo de viajeros.

A la hora de elegir un alojamiento para unas vacaciones en la isla, cada vez más personas eligen alquilar una villa privada en lugar de alojarse en un establecimiento hotelero. El boom de este tipo de alquileres comenzó con la pandemia por motivos de higiene y seguridad, pero lo cierto es que ofrece muchas más ventajas a los huéspedes. Es importante confiar únicamente en una empresa especializada en el sector que ofrezca todas las garantías, como por ejemplo VillaGranCanaria, que cuenta con casi 40 años de experiencia en la isla velando por los intereses de los propietarios y clientes.

VillaGranCanaria ofrece un servicio integral, a medida de las necesidades de cada cliente, con servicio de limpieza, lavandería, piscineros, jardineros, etc. Además, la firma se encuentra en expansión a la Península a través de HolidayRentals365 comenzando por las Islas Baleares (especialmente Mallorca) y la costa de Andalucía.

Cinco beneficios de las villas vacacionales frente a otro tipo de alojamientos

Ahorro: la principal ventaja de este tipo de viviendas es su gran relación calidad-precio. En la actualidad, es posible alquilar una villa con piscina a un precio bastante más económico del de un hotel en temporada alta. Al compartir el gasto con familiares y amigos, el precio por persona resulta muy ajustado. Además, al alquilar una casa de estas características, con cocinas totalmente equipadas, resulta muy sencillo cocinar y disfrutar de las sobremesas sin necesidad de salir con el gasto que conlleva, por lo que es una muy buena solución para mantener el presupuesto del viaje bajo control en todo momento.

Flexibilidad: la estancia en este tipo de villas privadas aporta a los huéspedes mayor libertad al no tener que adaptarse a los horarios establecidos de los hoteles para acceder a las comidas o a las instalaciones. Poder disfrutar de una cena al aire libre o de un baño nocturno sin preocuparse del reloj es un verdadero lujo.

Comodidad: villas totalmente acondicionadas para el disfrute vacacional, por lo que no es necesario incluir en el equipaje cosas innecesarias, incluso si se viaja por varias semanas o con niños pequeños. Además de contar con todo lo necesario como: lavadora, plancha, secador de pelo, ropa de cama y toallas, es posible solicitar tronas, cunas u otros extras. Así mismo, cuentan con aparcamiento privado y gratuito, lo que resulta muy práctico.

Privacidad: poder disfrutar solos de las instalaciones de la misma como jardín, piscina, barbacoa, etc. lejos de las aglomeraciones que se viven en los establecimientos hoteleros, sin tener que madrugar para encontrar tumbona en la piscina y pudiendo tomar el sol y bañarse con total libertad.

Amplitud: cuentan con amplias estancias y espacio al aire libre idóneo poder celebrar pequeños eventos como cumpleaños o reencuentros, compartiendo momentos inolvidables en grupo, con familiares o amigos.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

En definitiva, alquilar una villa privada en Gran Canaria es garantía de éxito y sinónimo de vivir momentos inolvidables en pareja o con familiares o amigos.