Estos son los museos más extraños de España: hay uno muy escatológico

Estos son los museos más extraños de España: hay uno muy escatológico

Los hay sumergidos, sobre torturas y de otras muchas cosas más. 

Un turista en El EscorialGetty Images

España puede presumir de una amplia oferta turística. A nivel gastronómico, en cada punto del país se puede disfrutar de un tipo de cocina distinto; monumentos y multitud de museos. Algunos son más clásicos y acogen pinturas y esculturas en su interior, como el Museo del Prado, en Madrid, o el Guggenheim, en Bilbao

Y también los hay de otros tipos. En algunos se cuentan aspectos relacionados con la escritura, uno que se encuentra bajo el mar u otro que tiene como tema principal los orinales. Estos son varios de los museos que hay alrededor de toda España más extraños. 

Museo Atlántico

Lo increíble de este museo no sólo radica en su exposición, sino en su localización. Según especifican en su página web, se trata del único museo en todo el continente europeo que se encuentra bajo el mar. Más concretamente, en Playa Blanca, Lanzarote. En una visita a él se podrán ver varias esculturas de Jason deCaires Taylor. 

Museo del orinal

Lleva abierto al público desde 2006 y alberga más de 1350 modelos de orinal diferente. Algunos más modernos y otros que se remontan siglos atrás. La pieza más antigua data, según recogen en su página web, del siglo XIII y es de origen islámico. Se encuentra en Ciudad Rodrigo, Salamanca.

Museo de la Tortura

Otro de los lugares en los que aprender más de la historia que nos precede es el Museo de la Tortura. Localizado en Santillana de Mar (Cantabria), no es el único de esta temática en todo el país, también hay uno en Toledo y otro en Madrid. En cualquier caso, el cántabro ofrece a los visitantes los objetos de tortura que se han ido empleando a lo largo de los siglos comprendidos entre el XV y el XIX. 

Museo de las brujas

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Incluso antes de que Álex de la Iglesia rodara su película, ya se conocía que las leyendas acerca de la presencia de brujas caracterizaban Zugarramurdi. Y el museo que a todas esas historias rinde homenaje se encuentra en un hospital local que data de 1788. A lo largo de sus exposiciones se pueden conocer aspectos como el trato a las víctimas acusadas de ser brujas, el día a día en la localidad, etc.