Alarma ante un posible colapso total en el Atlántico con consecuencias graves para el clima español

Alarma ante un posible colapso total en el Atlántico con consecuencias graves para el clima español

Solo un debilitamiento acarrearía importantes problemas, pero el colapso sería una catástrofe a escala planetaria.

Imagen de archivo de oleaje en el océano Atlántico.Getty Images/iStockphoto

El acrónimo AMOC entraña uno de los grandes riesgos que han hecho saltar las alarmas en Europa y en Norteamérica. Se trata de la circulación meridional de retorno del Atlántico, una corriente oceánica que transporta agua cálida superficial hacia el norte y agua fría profunda hacia el sur que se está debilitando. Y dicho debilitamiento puede tener consecuencias terribles.

Precisamente un experto alemán, Stefan Rahmstorf de la Universidad de Postdam, ha publicado un estudio en la revista especializada Oceonography que apunta a que esta corriente oceánica podría llegar a un punto de no retorno en lo referente a su debilitamiento y potencial colapso, que podría ser abrupto e irreversible.

Así lo recoge en una información la web Tiempo.com, señalando que el colapso de AMOC acarrearía importantes consecuencias climáticas tanto en EEUU y Canadá, como en Europa -y por ende, España-.

¿Qué supondría el colapso o gran debilitamiento de la corriente oceánica?

Según se detalla en el mencionado artículo, la primera consecuencia directa se traduciría en un empeoramiento de un problema que ya se lleva viviendo varios años a escala europea -en realidad, también a nivel global, pero con distintas magnitudes-. Supondría el empeoramiento del patrón de enfriamiento en el Atlántico Norte, uno de los factores que están detrás de las constantes olas de calor y altas temperaturas que estamos viviendo en los últimos años.

En Norteamérica también desembocaría en un aumento mayor del nivel del mar en la costa estadounidense, puesto que esta corriente desvía la masa de agua a la derecha y la aleja de dicha costera. Estamos hablando de que podría suponer una subida de 15 a 20 centímetros desde ahora a 2100. A mayores.

Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

Pero el peor de los pronósticos lo encabeza la posibilidad de un colapso de la corriente. De ocurrir, sería una catástrofe a escala mundial, El colapso total del AMOC tendría consecuencias devastadoras a nivel planetario. Desde un enfriamiento extremo en el Atlántico Norte, con temporadas invernales mucho más duras e intensas. El continente europeo se vería afectado por un aumento grande de la amplitud térmica entre el sur y el norte de Europa, un cóctel que desembocaría en tormentas nunca vistas.