Este pueblo desconocido de Euskadi es el más antiguo (y tiene conexiones con el Imperio Romano)

Este pueblo desconocido de Euskadi es el más antiguo (y tiene conexiones con el Imperio Romano)

Te resumimos la historia y los encantos de Balmaseda.

BalmasedaGetty Images

El origen de Euskadi, como comunidad autónoma, es aún un misterio para muchos historiadores. Aunque se ha demostrado la existencia de asentamientos paleolíticos en sitios como las cuevas de Santimamiñe y Ekain, situadas en Cortézubi (Vizcaya) y Aya y Deva (Guipúzcoa) respectivamente, las hipótesis sobre cómo se formó esta región no están totalmente confirmadas.

Desde los Celtas hasta los Cántabros, pasando por iberos, autrigones, caristios y várdulos, son algunas de las civilizaciones de la Antigüedad que según los textos históricos se establecieron primero en el País Vasco, formando con el tiempo lo que hoy conocemos como ciudades y municipios. Pero, ¿cuál es el asentamiento más antiguo de todos?

Descubriendo Balmaseda

De acuerdo con documentos históricos, Balmaseda se considera el municipio más antiguo del País Vasco. Localizado al suroeste de Vizcaya, a unos 30 kilómetros de Bilbao, lo que equivale a unos treinta minutos en coche, y con una población de 7.636 habitantes según el INE de 2022, este lugar se registra como la primera villa fundada en la región en el año 1199.

Su posición estratégica era ideal para las rutas comerciales, beneficiándose de una antigua calzada romana que facilitaba la conexión entre varios puntos del norte peninsular. Balmaseda, un crisol de culturas, era conocido también por la variedad de productos disponibles para el comercio.

Entre los lugares de interés, el Puente de la Muza o Puente Viejo sobresale. Este puente de piedra, erigido en el siglo XIII, permitía cruzar el río Cadagua y fue declarado bien de interés cultural en 1984. Cerca de ahí se halla la iglesia de San Severino, una estructura gótica que data de los siglos XIV y XV y cuya construcción estuvo influenciada por la misma escuela castellana que edificó la catedral de Burgos.

Otros monumentos incluyen el Monasterio de Santa Clara, la iglesia de San Juan, el Palacio Urrutia y la Casa Consistorial, sin olvidar la Fábrica de boinas La Encartada y la fábrica de muebles de Mariano Murga Tamayo.

Por un lado, la Fábrica de boinas La Encartada, inaugurada en 1892 por Marcos Arena y Bermejillo en sociedad con una firma inglesa, se destacó por sus productos de lana como boinas, mantas, paños, bufandas, calcetines, madejas y pasamontañas. Actualmente, funciona como museo y es un punto esencial en la ruta turística de la zona.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Por otro lado, la fábrica de muebles de Mariano Murga Tamayo fue pionera en la industria del mueble local. Más tarde, su hijo, Fabio Murga Acebal, estableció una fábrica de electrodos de soldadura en 1934, que posteriormente se expandió a la producción de granalla, hoy conocida internacionalmente como Talleres Fabio Murga.