Golpe de Hacienda a una de las principales puertas de entrada de droga de España

Golpe de Hacienda a una de las principales puertas de entrada de droga de España

Las pepineras, los adosados y los tragados  lo tendrán más difícil para introducir estupefacientes en territorio español.

Un agente de fronteras de Reino Unido analiza la radiografía tomada a un sospechoso de haber ingerido drogas.Steve Parsons

Si no es un duro golpe, la adjudicación del nuevo servicio de radiología en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, hecha por la Agencia Tributaria por un valor de 42.832,79 euros, complicará mucho las cosas a aquellas personas que estén pensando en introducir droga en España. Este servicio, esencial, permitirá que Aduanas haga radiografías y pueda ofrecer diagnósticos a aquellos viajeros sospechosos de ocultar sustancias ilegales en su cuerpo, como detalla la memoria justificativa del contrato que recoge Infobae.

La Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria conocen bien los métodos que utilizan las mafias para conseguir meter drogas en España. Entre estos métodos está el de las pepineras (mujeres que esconden droga en la vagina), los adosados (personas que llevan pequeños paquetes adheridos a su cuerpo) y los tragados (aquellos que ingieren cápsulas de droga). Este último método es el más peligroso ya que puede provocar la muerte si revientan en el estómago. La radiografía es la única forma de detectarlas.

La Agencia Tributaria exige a la empresa adjudicataria, Ibersys Seguridad y Salud SL, que su personal deberá tener la titulación profesional y académica correspondiente, así como la acreditación del Consejo de Seguridad Nuclear que les permite operar instalaciones de rayos X con fines de diagnóstico médico, así como una experiencia mínima de 6 meses.

Los técnicos de la empresa serán los responsables de realizar las radiografías, supervisar el servicio y hacer un diagnóstico a partir de las imágenes. Se estima que se realicen unas 120 actuaciones al mes y la Agencia Tributaria exige, además, que el diagnóstico de las imágenes se entregue en un informe escrito en un plazo que no supere los 35 minutos.

El aeropuerto de Barajas es una de las principales puertas de entrada de droga de España. En 2022, por ejemplo, se decomisaron solo en este punto caliente, unos 1.200 kilos de estupefacientes. El año pasado, 2023, fue la Guardia Civil quien marcó el récord de decomisos, con dos toneladas y media de cocaína incautadas en Barjas y una de hachís.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Ahora, la Agencia Tributaria trabaja en mejorar el sistema de comunicaciones de imágenes radiográficas, con el fin de preservar la protección de datos de las personas sometidas a las exploraciones radiológicas, así como la seguridad de dicha información. El objetivo es que permanezca en todo momento dentro de los sistemas de Hacienda.