La Policía Nacional pone fin a la banda del jamón falso

La Policía Nacional pone fin a la banda del jamón falso

Hay seis detenidos.

Coche de la Policía NacionalPOLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas en Leganés (Madrid) y Seseña (Toledo) y han desarticulado un grupo criminal que presuntamente estafó 17 millones de euros exportando durante 5 años jamones con sellos sanitarios falsificados.

Los arrestados ejercían diferentes cargos de responsabilidad en una compañía dedicada al despiece cárnico y, para realizar sus estafas, utilizaban el sello legal de otra empresa para atribuir a los jamones la legalidad que necesitan para comercializarlos en el exterior.

La investigación comenzó el pasado mes de agosto, tras tener conocimiento de que en una empresa cárnica con naves en las localidades de Leganés y Seseña podrían estar utilizando un sello sanitario falso, según informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

En esta empresa se encargaban de despiezar los jamones, y tras estamparles el falso sello, los distribuía a sus clientes, que exportaban estos productos desconociendo esta actividad ilícita. Además, la empresa titular del sello legal era desconocedora de esta actividad ilícita, que se habría estado desarrollando durante los últimos cinco años.

Carne en mal estado

Tras las pesquisas llevada a cabo, se planificó una inspección laboral en ambas sedes, contando con la colaboración de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid, así como de Inspectores de la Conserjerías de Sanidad de Madrid y Toledo.

Así, en los registros llevados a cabo se pudo localizar el falso sello en la nave ubicada en la localidad de Leganés. Finalmente, se procedió a la detención de seis individuos, que ocupaban diferentes puestos de responsabilidad dentro de la empresa, como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa y falsificación documental, pasando posteriormente a disposición judicial.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Asimismo, por parte de la Autoridad Sanitaria se procedió a la inmovilización y destrucción de un total de diez palets de carne, almacenados en las cámaras frigoríficas, por diversas irregularidades en materia de conservación alimentaria.