Los juguetes son para la Navidad: el sector se juega en estas fechas un año marcado por la inflación

Los juguetes son para la Navidad: el sector se juega en estas fechas un año marcado por la inflación 

La estacionalidad del sector, la menor disponibilidad de renta y la escasa natalidad son los grandes retos a los que se enfrenta. 

Una niña con un regalo la mañana de Navidad.Getty Images

"Queridos Reyes Magos…". Con estas palabras empiezan ya sus cartas miles de niños en España. Y —en el mejor de los casos— otros tantos padres buscan la forma de lograr el esperado juguete para estas Navidades. Así se explica que el sector de la juguetería se juegue en estas fechas el 65% de las ventas de todo el año.

Y aunque ni la fábrica de Papá Noel ni la de los Reyes Magos se libran de las crisis, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) asegura en su previsión anual que esta campaña será, "sin duda", un año de ajustes en el sector juguetero.

Tras los años de pandemia, el colapso en la cadena de suministros y el aumento de los costes desde el transporte, la materias primas y el energético, se impone este 2023 una regularización tanto en la producción como en la distribución. La industria no se libra, sin embargo, de una crisis económica provocada por dos guerras y una inflación que ha golpeado con fuerza a muchas familias. 

A pesar de esto, la industria del juguete, compuesta por 183 empresas, confía en superar las cifras de la pasada campaña de Navidad. Esta tuvo en 2022 un resultado global de ventas negativo, con caídas del 3,1% y del 3,4% en valor y unidades, respectivamente, según NPD Group. A pesar de estos datos, consiguió cerrar en positivo la cuenta de todo el año con un repunte del 0,4% pero una caída en unidades del 1,2%.

Un informe de Aldi señala que cerca de 6 de cada 10 familias españolas tiene previsto invertir este año hasta 200 euros como máximo en la compra de juguetes. "En tiempos de crisis, el juguete es una categoría que resiste mejor que otras, ya que en los hogares españoles la Navidad es sinónimo de regalos y niños contentos y felices”, apunta la directora de compras de El Corte Inglés, Guadalupe Corzo.

"Somos optimistas y creceremos en ventas por encima de la media del sector", ha apuntado la responsable de la compañía durante la presentación de la campaña navideña. Para ello, el sector tiene que hacer frente a retos constantes y evolucionar junto a los cambios sociales y económicos. 

España, el país europeo más estacional

A partir de octubre y hasta la primera semana de enero el sector se juega entre el 60 y 65% de la facturación de todo el año. "Solo diciembre es más del 40%, dependiendo del año, y la primera semana de enero se espera que supere el 10%", ha explicado la presidenta de AEFJ, Marta Salmón, a EL HUFFPOST. Y apunta que en el momento de la entrevista (el último día de noviembre) aún les queda "más del 50% del total de la facturación del año".

"Somos el país europeo más estacional", ha remarcado Salmón. Muestra de ello es que mientras en España de octubre a diciembre se concentra el 60% de la facturación anual, en Alemania representa el 40% y en Italia, por ejemplo, el 48%. 

Y no es lo único que nos diferencia, ya que en Europa también se gasta, en general, más en juguetes. En 2022 el gasto total en juguetes por niño y adulto en nuestro país fue de 211 euros, mientras que en el resto de países europeos están más cerca de los 400 euros. "Estamos muy lejos del resto de países europeos", ha sentenciado la presidenta de AEFJ.

La explicación de esta diferencia en las cifras, según ha agregado, está en que en "toda Europa se entiende que el juguete es fundamental para el desarrollo de los niños, para su desarrollo físico, psíquico y emocional, aparte de divertirles y entretenerles", por lo que se compran juguetes todo el año. "En España parece que solo lo relacionamos única y exclusivamente con entretenimiento, con Papá Noel y los Reyes Magos", ha expresado.

La inflación marca el presupuesto

Muchas familias tiene este año menos disponibilidad de renta y, por tanto, menos dinero para gastar estas Navidades. De hecho, el 70% de los padres y madres declaran que la inflación incidirá de alguna forma en su presupuesto para juguetes, según el Informe sobre la Compra de Juguetes en España 2023 de Aldi. 

Para tratar de paliar esta situación, la AEFJ ha reducido sus márgenes "para mantener unos precios más competitivos". "El IPC a octubre de los juguetes había se incrementado un 0,8% que contrasta con el IPC general que incrementó un 3,4%", ha apuntado Salmón. 

"Al final, el 60% de la facturación se concentra en cuatro semanas y no nos lo podemos jugar a que el producto no se venda", ha afirmado. Por ello,  por un lado, han intentado mantener unos precios asequibles y no trasladar ese incremento. "Y por otro lado, el sector ha puesto en marcha toda su maquinaria de imaginación y ha puesto en el mercado muchas novedades, que aportan no solo diversión y entretenimiento, sino que enseñan y educan en valores", ha destacado. 

Los consumidores se reducen

Sin embargo, para Salmón el principal reto —que califica de "fundamental"— es que cada vez hay menos niños. La natalidad en España está en números rojos. Según el Instituto Nacional de Estadística, durante el primer cuatrimestre del año solamente nacieron en España 103.443 bebés. Unas cifras preocupantes, ya que suponen un 1,75% menos que el mismo periodo de 2022. Los primeros cuatro meses de este 2023 fueron los peores en materia de natalidad desde 2016. 

Pero no solo hay menos niños, sino que estos, además, dejan de jugar antes con juguetes, según la presidenta de AEFJ. "Así que sin duda alguna ese es el principal reto del sector, que nuestros consumidores se reducen de manera importante", ha remarcado. Por ello, cada vez más se dirigen también a un target adulto, que ahora supone el 25% del total de la facturación del sector. 

Pero desde la asociación resaltan la importancia de los juguetes entre los niños y niñas, así como la necesidad de hacer llegar a los españoles que los juguetes no son —sólo— para la Navidad: "Desde el juguete más sencillo —que le ayuda a desarrollar la imaginación— hasta los más complejos —que les ayudan a pensar de manera lógica, a trabajar con las matemáticas, a entender problemas, a trabajar la motricidad fina…— , los beneficios son inmensos y un juguete es invertir en la educación de los hijos".

También te puede interesar...