Los expertos explican por qué el fuego se propagó tan rápido por la fachada del edificio de Valencia
ELECCIONES PAÍS VASCO
Abren los colegios electorales

Los expertos explican por qué el fuego se propagó tan rápido por la fachada del edificio de Valencia

Se trata de un edificio construido en 2005, por lo que cuenta con un revestimiento de poliuretano en la fachada.

Las llamas y el humo a primera hora de la tardeEUROPA PRESS

Un gran edificio de viviendas de 14 alturas ha quedado reducido a su estructura tras declararse un violentísimo incendio en su interior. Pasadas las 17 horas, el fuego se ha hecho con todo el gran bloque, que acogía 138 viviendas.

Precisamente la velocidad de las llamas ha sido una de las cuestiones que más ha ocupado a los expertos que han analizado las primeras informaciones del incendio.

Según la especialista que peritó el edificio hace unos años, Esther Puchades, la fachada contenía poliuretano, que es altamente inflamable."y eso es lo que ha ocasionado que el edificio ardiera en menos de media hora", ha señalado en declaraciones a À Punt.

"En 2005 —fecha de construcción del edificio siniestrado— no estaba tan extendida la mala fama del poliuretano. Hoy no se utiliza, al menos no de esa forma", ha añadido la también vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de València (Cogitival) sobre un material que está detrás de otros grandes incendios, como el de la torre Grenfell de Londres en 2017.

Para Antonio Hospitaler, profesor de la Univesitat Politécnica de Valencia, se han sumado "muchos factores de riesgo". Como ha explicado en el Canal 24 Horas, "los incendios se propagan más rápido en las fachadas que al aire libre, porque se pegan las llamas y suben con mucha velocidad aprovechando que el material de construcción es combustible", en referencia al poliuretano. Además, ha detallado la incidencia del "viento, que lo complica todo mucho".

Varios vecinos han denunciado la "poca calidad" del inmueble. Uno de ellos, en declaraciones al Canal 24 Horas ha llegado a afirmar de forma metafórica que era "de cartón-piedra", algo que ha querido refutar un agente inmobiliario que trabaja la zona. 

Para este responsable inmobiliario, el afectado es un edificio "de una calidad media-alta, y dividido en dos partes interconectadas".