Una heredera al trono amenazada y una mafia sangrienta: la sombra que persigue a Amalia de Orange

Una heredera al trono amenazada y una mafia sangrienta: la sombra que persigue a Amalia de Orange

Primero, la princesa de Países Bajos se refugió en palacio y después en España ante el riesgo de sufrir un ataque o secuestro por parte de una banda con centenares de cadáveres a sus espaldas. Hoy, el supuesto líder se ha fugado tras un fallo de coordinación judicial.

La princesa Amalia de Orange, heredera al trono de los Países Bajos, en una imagen de archivo.Albert Nieboer / DPA via GTRES

Podría ser la historia de una joven cualquiera con muy mala fortuna, pero la realidad es que está mucho más cerca del guion de una película que de otra cosa. Pongámonos en situación. Una adolescente a punto de comenzar su esperada etapa universitaria, pero que ha tenido que cobijarse ante una mafia que amenaza con secuestrarla y que la tiene en el punto de mira de sus ataques.

Una joven que ha sufrido un importante desgaste mental al verse forzada a vivir bajo la sombra de este constante peligro y que esta mañana ha visto cómo saltaba a titulares que el supuesto líder de esa banda criminal ha logrado fugarse. Ah, y quizás el dato más importante, esta chica es la heredera al trono de Países Bajos.

Se trata del particular infierno por el que pasa Amalia de Orange, la misma princesa holandesa de 20 años que se ha pasado los dos últimos amenazada por la conocida como 'Mocro Maffia', una organización criminal que opera en Países Bajos y a la que no le ha temblado el pulso -en el gatillo- durante la encarnizada y sangrienta lucha por el control del narcotráfico en una de las mayores vías de entrada de droga a Europa, los puertos holandeses.

De sus planes universitarios a refugiarse en palacio

Catalina Amalia de Orange siempre había vivido bajo la protección mediática que acompaña a una princesa, pero a medida que se acercaba la fecha de su 18 cumpleaños, se abría una ventana de oportunidad con nuevos planes para su nueva vida. Al igual que cualquier otra joven que se disponía a emprender su etapa universitaria -salvando las distancias existentes entre la monarquía y la ciudadanía, claro-, para esa fecha ya tenía todo listo para iniciar su grado en Política, Psicología, Derecho y Económicas en Ámsterdam.

Iba a ser el comienzo de una época con mayor libertad -dentro del margen que puede tener una princesa, claro- y autonomía en un piso de dos millones de euros en la capital holandesa. Hasta que llegó el verano de 2022. Fue entonces que las autoridades dieron con un asunto clave en el marco de unas conversaciones intervenidas a integrantes de una conocida organización criminal holandesa. Quizás, la más conocida, un aval conformado por centenares de cadáveres a sus espaldas. La 'Mocro Maffia'.

La información que obtuvieron hizo saltar todas las alarmas. Hablaban del primer ministro Mark Rutte, pero también de la heredera al trono, dando a entender que podría tener lugar un secuestro o un ataque a estas importantes figuras. El principal objetivo sería el de disponer de un rehén del más alto nivel para plantear un canje por supuestos cabecillas de la banda en prisión. Así fue como Amalia fue recluida en palacio bajo estrictas medidas de seguridad y se posponía el plan universitario en Ámsterdam para continuar en su residencia en La Haya, desde la que se trasladaba a la facultad.

La 'Mocro Maffia': de la guerra de Amberes al asesinato del periodista De Vries

Para comprender la magnitud de la amenaza de la 'Mocro Maffia', primero es necesario conocer el pasado de esta banda. Con origen en grupos magrebíes, es una de las bandas que más han traído de cabeza a las autoridades neerlandesas en los últimos años. Estuvieron tras la conocida como 'Mocro War', una suerte de enfrentamientos entre distintos grupos de narcotraficantes tras un importante robo de cocaína en el puerto de Amberes.

Fundamentalmente se dedican al narcotráfico, tanto de cocaína de cárteles sudamericanos como de hachís de grupos del norte de Marruecos, pero no le hacen ascos al tráfico de personas, armas o incluso el contrabando de tabaco. Comenzaron haciéndose con el control del narcotráfico en el puerto de Róterdam, pero lo ocurrido en Amberes fue un antes y un después, al zanjarse la guerra con cientos de muertos. 

También tuvieron gran repercusión mediática tras el asesinato a sangre fría del periodista de investigación Peter R. de Vries. El mismo profesional que se había atrevido a poner la lupa sobre las actividades de esta banda fallecía en 2021 fruto de las heridas una semana después de ser tiroteado en pleno centro de Ámsterdam.

Una estancia en España: la de la princesa y la del supuesto líder de la mafia

Otra de las claves es que recientemente trascendió que la princesa Amalia había pasado un año residiendo en España, concretamente en Madrid. Lo hizo para escapar de las amenazas que pesaban sobre ella por parte de la 'Mocro Maffia', las mismas que habían truncado su plan universitario. Según el medio público NOS que se hace eco de fuentes reales, Amalia de Orange pasó más de un año en la capital española.

El propio monarca holandés, el rey Guillermo, le trasladó a Felipe VI durante una recepción en Zarzuela que "el año pasado las circunstancias la obligaron a vivir en Madrid. Desde allí pudo continuar sus estudios en la Universidad de Ámsterdam. Esto fue posible gracias a los amables esfuerzos de muchos de sus compatriotas y de usted mismo". El rey neerlandés lo calificó como "una conmovedora prueba de amistad en un momento difícil. Me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento a usted y a todos los que ayudaron a organizar esto".

Pero Amalia no fue la única protagonista de esta historia que eligió nuestro país, puesto que Karim Bouyakhrichan, uno de los supuestos líderes de esa organización criminal, acabaría siendo detenido en España. La misma persona que, a pesar del manifiesto riesgo de fuga y de las medidas cautelares impuestas, ha logrado eludir la justicia por un fallo de coordinación judicial que derivó en su puesta en libertad provisional.

El presunto narco marroquí caía el 24 de enero en Marbella (Málaga), en un golpe que tuvo gran seguimiento mediático en Países Bajos. La UDEF de la Guardia Civil descubrió que éste "había extendido sus redes gracias a la conexión con varias organizaciones de narcotraficantes asentadas en España". Tras semanas en prisión, el objetivo de Países Bajos era consumar la extradición que habían demandado al juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional, cuestión que se ha visto truncada al no presentarse en el alto tribunal donde había sido citado.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Karim es el hermano de Samir Bouyakhrichan, a quien se creía el líder de una de las facciones que componen la 'Mocro Maffia' y que fue asesinado en Benahavís (Málaga) en 2014. Desde entonces, el que ya era un histórico narco de la Costa del Sol heredó ese cargo, que también venía acompañado de un particular título delictivo, el del más buscado por parte de las autoridades neerlandesas.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Antón Parada es redactor de actualidad en El HuffPost. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Antes de llegar aquí trabajó cinco años en La Voz de Galicia y pasó por los micrófonos de Radio Voz.

Puedes contactar con él escribiendo a: anton.parada@huffpost.es