POLÍTICA
24/11/2012 15:42 CET | Actualizado 24/11/2012 15:42 CET

Polémica por la iniciativa del PP de subir el límite de velocidad de las autopistas de peaje

Gtresonline

El PP ha vuelto a generar polémica. Esta vez ha sido por la Proposición no de Ley presentada por el Grupo Popular en el Congreso por la que insta al Gobierno a estudiar los límites de velocidad actuales de la red de autopistas del Estado. Aseguran que las características de su diseño permitirían establecer límites de velocidad más altos. La iniciativa está ideada para potenciar el uso de estas vías, cuyo tráfico se ha hundido un 27% desde que comenzó la crisis.

La iniciativa, para su debate en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, ha sido propuesta por el el diputado Francisco Vañó, quien no ha ocultado que puede resultar llamativo que sea él, víctima de un accidente de tráfico y primer diputado parapléjico de la democracia, quien defienda esta propuesta, pero insiste en que la seguridad que ofrecen las carreteras de pago en España bien justifica ese aumento.En cualquier caso, no ha fijado el posible nuevo límite de velocidad. "En un principio hablaba de 140 kilómetros por hora, pero no he querido fijar la velocidad porque para eso hay expertos que pueden considerar hasta qué límite es prudente", señala.

En el texto, el Grupo Popular advierte que la red de autopistas se ha diseñado para poder circular por ella de manera segura a una velocidad superior a la que actualmente se permite y, si se incrementase el límite máximo de velocidad en estas vías, se podrían acortar los tiempos de desplazamiento, lo que contribuiría a dinamizar la economía española.

"UNA CONDUCCIÓN SEGURA"

La iniciativa del GPP destaca también que estas autopistas de peaje se conciben como vías diseñadas para que el número de accidentes sea el menor posible, ya que sus características geométricas de diseño garantizan "una conducción segura" con unos límites mínimos de amplitud de las curvas o calzadas separadas, entre otras características.

Vañó también considera que aumentar el límite de velocidad en las autopistas de peaje podría ser una medida "digna de tener en cuenta porque redundaría en un beneficio, ya que se descargarían un poco más en momentos críticos las autovías".

Así, considera que las autopistas de peaje son "una asignatura pendiente" en España, ya que han visto "disminuir considerablemente los ingresos por su sensibilidad" a los episodios de crisis, afectando al equilibrio económico-financiero inicialmente diseñado para su explotación.

De la misma manera, considera que el aumentar los límites de velocidad en este tipo de vías, además de descongestionar las vías convencionales, lo que redundaría en una mayor seguridad vial, supondría una mejora económica del sector.

"INNECESARIO"

La propuesta ha suscitado el debate enseguida. La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes de Tráfico (DIA) considera "innecesario" que se incremente la velocidad máxima permitida en las autopistas de peaje y espera que esta medida no sea la "puerta abierta" para plantear también un aumento en las autovías españolas.

En declaraciones a EFE, el presidente de la asociación, Francisco Canes, subraya lo que él considera una "regla de tres": a mayor velocidad, más probabilidad de accidente y más gravedad de este. Asimismo, ha lamentado que esta iniciativa responda a un motivo económico con el fin de ayudar a las concesionarias españolas de autopistas de peaje.

Canes ha añadido que hay autopistas de peaje menos seguras que algunas autovías, a tenor de la antigüedad de su trazado y de las medidas de protección. Por ello, y a pesar de reconocer que en algunos trazados seguros de autopistas y autovías conducir a 120 ó 140 km/h tiene muy pocas diferencias, se ha mostrado en contra de la iniciativa "popular" por las repercusiones que este incremento puede conllevar de cara a la siniestralidad.

En este sentido se ha manifestado también la presidenta de la plataforma "Stop Accidentes", Ana Novella, quien se ha mostrado sorprendida por la medida y ha insistido en que la velocidad mata y que la vida de un lesionado grave o de un fallecido "vale mucho más" que el incremento del tráfico de las autopistas de peaje que se pretende conseguir. Asimismo, ha recordado que la reducción de la velocidad máxima a 110 km/h que planteó el anterior Ejecutivo permitió constatar una reducción en el número de accidentes.

POR TRAMOS

Por su parte, Automovilistas Europeos Asociados (AEA) y el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) han pedido al Gobierno que actualice los actuales límites de velocidad en las carreteras españolas de forma específica y en función de los tramos. En declaraciones a EFE, ambas organizaciones han aceptado con matices la propuesta presentada por el PP para incrementar la velocidad máxima permitida de las autopistas de peaje al entender que hay tramos de estas carreteras en los que no se debe circular a esta velocidad si se tiene en cuenta el diseño de la vía.

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, se ha mostrado en desacuerdo con implantar límites genéricos en estas vías y ha abogado por implantar el modelo alemán, donde a pesar de no haber un límite concreto, hay tramos en los que se recomienda una determinada velocidad en función de la carretera. Asimismo, Arnaldo ha considerado "razonable" que se plantee un aumento de la velocidad en las carreteras en un contexto económico como el actual y ha recordado que AEA recurrió ante el Tribunal Supremo la reducción a 110 km/h que fijó el anterior Gobierno por las repercusiones económicas que tendría la medida.

Por otro lado, se ha mostrado desconfiado de que el Ejecutivo llegue a plantear una actualización de la velocidad de forma específica por motivos económicos y políticos y ha lamentado que aún no se haya cumplido una normativa recogida en la Ley de Seguridad Vial de 2009 que abogaba por adaptar los límites al envejecimiento de la población, con el doble de conductores mayores de 65 años.

Por su parte, desde el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) se han mostrado a favor de una regulación del aumento de la velocidad en las vías más seguras y han solicitado al Ejecutivo que si la iniciativa funciona en las autopistas de peaje, se traslade también a las autovías.

El organismo, que apuesta fundamentalmente por que se incremente la velocidad a 130 km/h, ha insistido en que habrá que analizar en qué tramos no es viable el incremento que estudia el PP y cómo se va a regular. Asimismo, ha subrayado que esta medida no debería plantearse por motivos económicos y con la finalidad de incrementar el tráfico de las carreteras de peaje, sino por seguridad.

#CuandoElDescansoEsUnSueño