INTERNACIONAL
09/09/2013 12:47 CEST | Actualizado 09/11/2013 11:12 CET

Infancia robada en Siria: Issa, un niño de 10 años que trabaja en una fábrica de armas (FOTOS)

Miles de niños sufren a diario las consecuencias de la guerra civil en Siria. La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, denunciaba recientemente la muerte de 10.913 menores el comienzo del conflicto hace dos años. Otros cientos de miles viven desplazados, en campos de refugiados. Y casi dos millones de menores han tenido que abandonar la escuela, según los datos de Unicef.

Es el caso de Issa, de 10 años, que intenta sobrevivir en Alepo.

Ha cambiado los libros por bombas. Trabaja 10 horas al día con su padre en una fábrica que repara armamento para el Ejército Libre Sirio.

Esta serie de fotografías de la agencia Reuters narra su historia.

Este es Issa. El pequeño posa en una silla de plástico en un momento de descanso en la fábrica

Su rostro y sus manos están tiznadas por el trabajo en la factoría

El niño de 10 años carga un proyectil de mortero

También maneja la maquinaria con la que ponen a punto el armamento

Esto es una lanzadera de proyectiles de mortero. Issa lo está reparando.

Midiendo uno de los proyectiles de mortero

Debajo de una lanzadera de mortero

Montando misiles de mortero

Después de 10 horas de trabajo, cena con su familia en su casa en Alepo