NOTICIAS
26/03/2014 09:15 CET | Actualizado 26/03/2014 09:21 CET

Así simulan investigadores españoles el tiempo marciano para la NASA (FOTOS)

Investigadores españoles han creado una cámara de simulación que reproduce el tiempo que hace en Marte pero mucho más cerca, en Torrejón de Ardoz, Madrid. Sus simulaciones han servido para diseñar y comprobar la capacidad de la estación meteorológica que porta Curiosity, el robot de la NASA, de sobrevivir a la extrema meteorología marciana. En el futuro, participará en la nueva misión que prepara la agencia espacial para buscar vida en Marte.

condicoines vida en marte

Creada por científicos del Centro de Astrobiología (CAB), del INTA-CSIC, y el Instituto de Ciencias de Materiales, también dependiente del CSIC, esta cámara de vacío reproduce los más variados parámetros atmosféricos de Marte, desde la temperatura del aire a la humedad relativa pasando por la presión atmosférica. Siendo una especie de clon del tiempo marciano no podría llamarse de otra manera que MARTE.

“Una de sus principales novedades es que dispone de un sistema para simular el polvo que hay en Marte”, dice José Ángel Martín Gago, del Instituto de Ciencia de Materiales. El polvo marciano está formado en su mayor parte de óxido de hierro, principalmente magnético. Es uno de los principales peligros a los que se tiene que enfrentar el Curiosity. “Dejamos caer estas partículas como una lluvia para ver cómo afectan a los dispositivos ópticos”, añade Martín Gago.

MARTE se usó para calibrar los sensores de presión y temperatura del Curiosity antes de que la NASA lo enviara a explorar la superficie marciana. En particular, fue clave para la estación de supervisión ambiental rover (REMS), destinada recoger datos de la atmósfera y meteorología del planeta rojo y diseñada también por un equipo liderado por el CAB.

UNA 'CACEROLA' MUY SOFISTICADA

vida en marte condiciones

La máquina es “como una cacerola”, en palabras de Martín Gago. Pero es una cacerola muy sofisticada. Para reproducir en la Tierra las condiciones atmosféricas marcianas, MARTE crea un vacío en su interior para después ir recreando todos los parámetros meteorológicos. Crea una réplica en miniatura del atmósfera marciana. Allí arriba, la fina capa que rodea el planeta está formada fundamentalmente por CO2 (95%) y el resto se lo reparten entre argón, nitrógeno e ínfimas cantidades de oxígeno e hidrógeno.

Además, y relacionado con la relación de gases existentes, la presión atmosférica en Marte es muy baja, hasta 1.000 veces la que se da en la Tierra. Para complicar las cosas, el tiempo allí sí que está verdaderamente loco. Con una enorme oscilación térmica entre la noche y el día, o entre el verano y el invierno, hay que asegurarse de que los robots y sus complejos instrumentos aguantan. MARTE puede simular temperaturas desde los -165º C hasta los 150º C, todo el rango que puede darse en el otro Marte.

Pero es su sistema de simulación del polvo lo que hace a MARTE especial. “Estamos simulando el efecto del polvo marciano, uno de los principales problemas para la exploración espacial, para entender mejor cómo se comportan los instrumentos cuando están cubiertos de polvo, explica Jesús Sobrado, responsable del desarrollo técnico de la máquina.

Los distintos rovers, desde el Opportunity hasta el dado por perdido Spirit, pasando por el Curiosity dependen de que simuladores como MARTE hayan hecho bien su trabajo para que ellos hagan el suyo.

MARTE, cuyos detalles han sido publicados por la Review of Scientific Instruments del Instituto Americano de Física, ya está trabajando para las nuevas misiones de la NASA. Una de ellas es InSight, con el que la agencia estadounidense quiere estudiar las profundidades de Marte. Su otra misión será ayudar en la simulación de los instrumentos que intentarán en 2020 buscar si hay, o al menos hubo, vida en el planeta rojo.

EL HUFFPOST PARA HONEST