La demanda del alquiler multiplica la presión para poder visitar un piso anunciado

La demanda del alquiler multiplica la presión para poder visitar un piso anunciado

El informe publicado por la Fundación Alquiler Seguro recoge que el precio del alquiler ha subido cerca del 30 % desde 2019 en provincias como Madrid, Barcelona o Baleares.

Piso en alquiler.Getty Images

Sube como la espuma. El precio del alquiler en provincias como Madrid, Barcelona o Baleares ha subido cerca del 30 % desde 2019 por una demanda que se ha disparado y una caída de la oferta tras las distintas políticas puestas en marcha, lo que hace que una vivienda se alquile en esos sitios en 15 días.

Esta es una de las conclusiones que ha presentado este miércoles la Fundación Alquiler Seguro que, junto con la Universidad Rey Juan Carlos, ha lanzado un centro de análisis, el Observatorio del Alquiler, para conocer la realidad del mercado en base a estudios, así como el impacto que están teniendo las distintas medidas puestas en marcha por el Gobierno.

Lo realmente llamativo es que la oferta se ha visto reducida y la demanda no ha dejado de crecer. Algo que ha ejercido un presión total sobre los pisos anunciados en los portales inmobiliarios.

Del lado de la oferta, a nivel nacional se observa una tendencia a la baja, ya que si en 2019 se registraban cerca de un millón de viviendas en la proyección, en los tres primeros meses del año se sitúan en 754.360 unidades, ha explicado el responsable de Sostenibilidad y Calidad de Alquiler Seguro, Sergio Cardona.

En el caso de la Comunidad de Madrid ha pasado de 184.726 viviendas en 2019 a 144.552 en 2024 (-21 %), en Barcelona de 170.764 a 107.000 unidades (-37 %) y en Baleares de 37.000 a 32.576 (-12 %), de acuerdo con una muestra nacional de un millón de viviendas en alquiler residencial.

Se multiplica la presión del alquiler

Por el lado de la demanda, si en la provincia de Madrid en 2019 en diez días contactaban con un propietario o profesional 20 personas, ahora lo hacen 63, el triple. En el caso de Barcelona se ha multiplicado por casi 6, hasta superar el centenar de personas; y en Baleares ya son 142 las personas que contactan, frente a 61 en 2019.

Una tendencia que se observa también en otros mercados menos tensionados como Castilla y León y Castilla-La Mancha, especialmente en las provincias más cercanas a Madrid y conectadas por alta velocidad, donde la demanda y los precios se ha incrementado.

En cuanto a los precios, a nivel nacional se han encarecido casi un 25 % desde 2019, pasando de 857 euros/m2 a 1.069 euros.

Baleares, la más cara

En el caso de Madrid la subida es del 26 %, desde 1.156 a 1.460 euros/m2; en Barcelona pasa de 1.216 a 1.563 euros/m2, el 28 % más; y en Baleares de 1.221 a 1.591 euros/m2, el 30 % más, siendo la provincia más cara de toda España para alquilar una vivienda.

Según Fernando Pinto, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, medidas como el control de precios tienen un efecto directo sobre la oferta y, por consecuencia, en el precio.

Por su parte, Alquiler Seguro lamenta la mala prensa que se ha generado sobre el alquiler, la incertidumbre y la prima de riesgo que se ha incorporado al precio de la vivienda en alquiler, muy influenciado por el auge de la turística y la reducción de la oferta.

Por ejemplo, los alquileres más caros de Castilla y León están ahora en Salamanca (780 euros) y Segovia (870), y además en provincias cercanas a Madrid como Guadalajara y Toledo la demanda se ha incrementado.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

En este contexto, recuerdan que el 85 % de los alquileres está en manos de pequeños propietarios y que los grandes inversores están paralizando su exposición a este mercado.